Vivienda anuncia cierre de primera fase del programa de financiamiento para pequeñas empresas

Compartir esta noticia:

SAN JUAN- El Departamento de la Vivienda (DV) concluyó el proceso de solicitud para el Programa de Financiamiento para Pequeñas Empresas (SBF, por sus siglas en inglés), al anunciar que, con el total de solicitudes recibidas al momento, ya se ha proyectado el uso completo del presupuesto asignado.

Con esto, Vivienda terminará distribuyendo sobre 300 millones de dólares entre microempresarios y agricultores que resultaron beneficiados por la subvención que recibió Puerto Rico bajo los fondos CDBG-DR como parte de la recuperación luego de los huracanes Irma y María. De igual forma, terminó la fase de solicitud para el programa Renacer Agrícola de Puerto Rico (Re-Grow).

 

“Esta noticia es muy positiva para todo Puerto Rico pues, siguiendo la política pública del gobernador Pedro Pierluisi,  logramos que bajo el programa SBF y el programa Re-Grow para agricultores se recibieran las suficientes solicitudes para utilizar el presupuesto asignado. Luego de haber concluido este proceso, Vivienda y sus subrecipientes, continuarán trabajando y otorgando subvenciones a las pequeñas empresas y agricultores elegibles en ambos programas”, expresó el secretario de Vivienda, William Rodríguez Rodríguez  tras indicar que el Banco de Desarrollo Económico (BDE) y el Departamento de Agricultura colaboran con la agencia en la administración de los fondos de SBF y de Re-Grow.

 

“La economía y la agricultura son actividades que van de la mano. Ambas son necesarias para garantizar el bienestar y una mejor calidad de vida para todos los que residen en Puerto Rico. Ahí estriba la importancia de que estos fondos hayan llegado a nuestros microempresarios y agricultores”, apuntó el funcionario.

 

El programa de Financiamiento para Pequeñas Empresas, que cuenta con una asignación de 225 millones de dólares, otorga hasta 150 mil dólares a las empresas beneficiadas para ser utilizados en gastos de nómina, compra de equipo móvil, pago de utilidades y operaciones. Re-grow por su parte, tiene asignados 92.5 millones de dólares  para ofrecer ayudas de hasta 150 mil dólares para infraestructura agrícola, equipo, suministros, terrenos y vehículos, entre otros.

 

Hasta la fecha, el programa SBF ha provisto asistencia a cerca de 1,800 empresas, proveyendo trabajo para un promedio de ocho empleados por negocio y otorgando en promedio 43,862 dólares por empresa. Mientras, ReGrow ha subvencionado las actividades agrícolas de 144 agricultores.

 

Rodríguez Rodríguez atribuyó el logro en el otorgamiento de las subvenciones al compromiso demostrado por todas las partes, incluyendo empleados de Vivienda, los microempresarios y la industria agrícola, ya que el lanzamiento de ambos programas surgió en el momento más álgido de la pandemia por el COVID-19.

 

“Los fondos estuvieron disponibles pero el reto de la pandemia también. Sin el compromiso, los esfuerzos de divulgación y la asistencia de los miembros de cada industria no hubiese sido posible otorgar las ayudas”, insistió el secretario al indicar que todavía Vivienda cuenta con dinero disponible de otros programas de CDBG-DR, como el de Asistencia Directa al Comprador, que otorga incentivos para la compra del hogar. El periodo de solicitud para ambos programas terminó el 14 de abril y estuvo disponible desde marzo del 2020 para SBF y agosto del 2020 para Re-Grow.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes