Vicepresidenta de la Cámara presenta legislación para establecer la vigilancia permanente a casos de violencia de género

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

EL CAPITOLIO (CyberNews) – La vicepresidenta de la Cámara de Representantes, Lydia Méndez Silva informó el miércoles, que presentó el Proyecto de la Cámara 717 para crear  la “Ley de Vigilancia Permanente en Contra de la Violencia de Género”, para que toda entidad pública o privada, que reciba fondos federales o estatales, refiera a la Policía de Puerto Rico, al Departamento de la Familia y al Departamento de Justicia todo indicio de violencia de género que presente cualquier empleado, voluntario o persona que reciba servicios directos de estas instumentalidades.

“Estamos viviendo un momento muy duro para el país y los casos de estos días, además de conmovernos por completo, nos llaman a tomar acciones contundentes para atender este serio problema social, que cada vez destruye a más mujeres, a las familias y a toda la sociedad puertorriqueña. Por esta razón, he presentado esta legislación, como parte de las múltiples acciones, que junto al Caucus de la Mujer y nuestro Presidente, esta Cámara estará realizando para trabajar una agenda en contra de la violencia hacia la mujer”, expresó Méndez Silva en comunicación escrita.

La medida destaca que, según datos de la Policía de Puerto Rico, en el año 2020 se reportaron en la isla cerca de siete mil (6,603) casos de violencia doméstica, y en lo que va de este año 2021, se reportan cerca de mil setecientos quince (1,715) incidentes de violencia doméstica.

“Aunque el señor gobernador decretó un estado de emergencia el 25 de enero de 2021 mediante la Orden Ejecutiva OE 2021-13 para establecer, mejorar y ejecutar programas de protección, prevención y orientación contra la violencia de género, y existen un sin número de leyes que penalizan esta conducta, los casos no disminuyen”, lamentó la también Representante del Distrito 21.

“Cada vez son más las mujeres que mueren a manos de sus parejas, y como ellas, a diario muchas más enfrentan el ciclo de violencia por parte de los seres en los cuales ellas confían. Es momento de comenzar a implantar una política pública alejada de lo punitivo y concentrada en la educación, identificación e intervención temprana para prevenir el mayor número de muertes por violencia de género”, añadió la Vicepresidenta.

Méndez Silva indicó que “una manera de identificar este tipo de casos es a través de las instituciones que brindan algún tipo de servicio esencial, ya que en estos lugares es donde, en muchas ocasiones, se reconocen a las personas que son víctimas de maltrato y ante la emergencia que hay, no se puede continuar con más apatía social”.

“Es necesario que cada persona con conocimiento personal de algún caso de violencia de género coopere con las instituciones pertinentes para identificar las víctimas de violencia de género. Identificarlas a tiempo ayuda a las autoridades a establecer un plan de vigilancia preventiva sobre la víctima, ofrecer programas de apoyo para víctimas de violencia de género, conocer el agresor y actuar con la premura que sea necesaria para prevenir actos que tengamos que lamentar”, enfatizó la Legisladora.

La representante Méndez explicó que “las entidades que ofrecen servicios en nuestro país son uno de los primeros frentes de batalla contra la violencia de género. Tanto las entidades públicas, como aquellas privadas que ofrecen servicios subvencionados, en parte o totalmente con fondos estatales como federales, tienen la obligación de diseñar planes para identificar posibles casos de violencia de género. Entre estos planes deben estar los de orientar sobre programas de ayuda a víctimas y el de establecer una línea de comunicación directa con las agencias de seguridad”.

“Estaremos muy vigilantes para garantizar que la responsabilidad de estas entidades no se circunscriba solamente a brindar el servicio por el cual se formaron. Estas también, tienen la responsabilidad de ayudar a tener un Puerto Rico mejor; uno libre de violencia de género y de muertes lamentables que llenan de tristeza el corazón de todos los puertorriqueños. Si todos cumplimos con nuestra obligación podemos evitar que la violencia de género siga progresando y existan otras Keishla o Andrea”, culminó Méndez Silva.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes