UPR en Río Piedras otorga doctorados Honoris Causa a Carmen Acevedo Lucío y Ada Monzón Lloreda

Compartir esta noticia:

SAN JUAN (CyberNews) – Como parte de la celebración del 119 aniversario de la Universidad de Puerto Rico de Río Piedras (UPR-RP), la institución universitaria reconoció el jueves la aportación académica y educativa de siete profesionales de los campos de Humanidades, Ciencias, Leyes y Comunicación, en dos ceremonias de distinciones académicas llevadas a cabo en el Teatro universitario. 

“Cada uno de ellos, desde sus respectivos campos, han vivido sus vocaciones con excelencia, siempre al servicio de nuestros estudiantes y del país, con trayectorias ejemplares que hoy nuestra alma mater reconoce con un profundo sentido de deber, orgullo y satisfacción. Deber, porque la magnitud enorme de sus trayectorias profesionales así lo demandan; orgullo, porque hemos tenido el privilegio de considerarlos como nuestros; y satisfacción, por el regocijo inmenso que sentimos al reconocer sus logros y darles —a través de estas distinciones— el realce y la dimensión que realmente poseen”, expresó el rector del Recinto de Río Piedras de la UPR, doctor Luis Ferrao Delgado, durante su mensaje. 

La primera ceremonia reconoció la contribución de Carmen Acevedo Lucío, quien dirige el Coro y la Coralia de la UPR-RP; y Ada Monzón Lloreda, egresada de la UPR-RP y primera mujer meteoróloga de Puerto Rico. A ambas profesionales se les concedió el grado Doctor Honoris Causa, distinción más alta que la institución universitaria confiere. Durante la primera ceremonia, que comenzó a las 9:00 de la mañana, se distinguió también a Luce López Baralt como Profesora Emérita, por su gran trayectoria y aportaciones en las humanidades.   

El segundo tomo de la ceremonia se llevará a cabo esta tarde y, en este, se otorgarán cuatro distinciones de Profesor Emérito a figuras destacadas por su contribución a la academia y al desarrollo de los valores más preciados de cada una de las disciplinas representadas y cuyos legados han trascendido el país.  Una de las distinciones se otorgó a Demetrio Fernández Quiñones, de la Escuela de Derecho, mientras las otras tres fueron profesores destacados de la Facultad de Comunicación e Información: Silvia Álvarez Curbelo, Magali García Ramis, y Nelson Sabolín Bonilla. 

Asimismo, enfatizó que ¨con huellas indelebles detrás de cada uno de ellos y con el talento y la voluntad para continuar aportando en la construcción del país que todos anhelamos, estas distinguidísimas personalidades están unidas por un compromiso entrañable con sus llamados vocacionales y con la sociedad de la que forman parte¨. 

Por su parte, la presidenta interina de la UPR, Dra. Mayra Olavarría Cruz, destacó que ¨es un gran honor ser parte de una de las actividades más noble de la vida académica, la de subrayar las diferencias entre una facultad que ya se distingue en sí misma.  Distinguir separando las diferencias para enaltecer la grandeza. Facultad distinguida porque asienta las pautas de lo que es y lo que debe ser una vida dedicada a la docencia, a la investigación y al servicio, pilares de nuestra institución como el primer centro de educación superior del país¨.                                                                                                                                                    

Discursos Aceptación DistinguidosMientras, la profesora Acevedo Lucío aseveró durante su discurso de aceptación que “de todos los días memorables que existen en mi vida, sin duda el de hoy tiene ya un lugar de privilegio, enmarcado por el honor que se me confiere en tan distinguía compañía y que acepto con humildad y enorme orgullo”. “Nuevamente gracias a todos los que han tocado mi vida y por confiar en que la labor que he realizado –con las humanidades y la música coral como instrumentos– es y será siempre importante para el futuro que todos anhelamos”, dijo. 

Por otra parte, Monzón Lloreda afirmó que ¨esta distinción que me confieren viene con una gran obligación. La acepto con el mayor alto honor. Siento la profunda responsabilidad de encaminar a las futuras generaciones con conocimiento, valores, y destrezas para que tomen decisiones basadas en una educación científica de alto perfil. Nuestros niños y jóvenes interesados por las ciencias merecen todas las oportunidades académicas y profesionales que les podamos brindar. Debemos ser el eje propulsor que lo haga posible para una sociedad más resiliente.  Ese es mi fiel compromiso y legado al recibir este grado de Doctora Honoris Causa en Ciencias que me confiere la Universidad de Puerto Rico, mi querida alma mater”. 

López Baralt dirigió su discurso a la UPR-RP como institución que la vio crecer y a la cual aseguró debe su carrera. “Te amo porque literalmente me trajiste al mundo… te amo porque acunaste mi niñez sobre tu césped… te amo porque cuando me abriste tu puerta al estudio, me lo diste todo”, expresó la humanista al recibir su distinción.  

El Coro de Exalumnos, dirigido por Francisco Luis Ortiz, y Coralia, dirigido en esta ocasión por Jesús Rodríguez -bajo la tutela de Acevedo Lucío- tuvieron sus respectivas interpretaciones musicales durante el primer evento.  Mientras en la segunda ceremonia la Tuna de la UPR tuvo a cargo la participación musical así como la clausura del evento con la interpretación musical del himno de la institución. 

Según establece el Reglamento de la UPR, la distinción de Doctor Honoris Causa constituye un “grado académico excepcional que se otroga a claustrales o ciudadanos particulares por sus contribuciones al desarrollo de las ciencias o de las artes, o de cualquier otra manifestación del saber humano, ya en su campo profesional, o mediante actuaciones que promuevan el desarrollo de los valores más preciados de la humanidad”.  Mientras la distinción de Profesor Emeritus se concede a aquellos que por medio de sus investigaciones y trayectoria académica han producido una destacada contribución al desarrollo en su campo profesional, entre otros. 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes