Salud presenta Lacta en confianza en época de huracanes

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

(San Juan, PR) – “Durante la emergencia en el huracán María, mi bebé se salvó gracias a que lo lacté”, así lo afirmó Génesis Soto de Ponce y participante del Programa Madres, Niños y Adolescentes del Departamento de Salud y quien funge como testimonial de la nueva campaña “Lacta en Confianza” presentada como parte de la actividades que lleva acabo Salud en la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado explicó la iniciativa como un esfuerzo de promover la importancia de la lactancia como el alimento más seguro para los infantes y, en específico, en época de huracanes. Agregó, que esta leche materna contiene componentes que se encargan de protegerle mientras su sistema inmunitario completa su desarrollo, al mismo tiempo que los protege de enfermedades. Presentó además, la pieza promocional que formará parte del esfuerzo educativo.

“El propósito de este afiche de ‘Lacta en Confianza’ es promover la lactancia en época de huracán o un desastre natural, esto por las ventajas que representa al no requerir preparación, agua potable ni electricidad para refrigeración”, añadió Rodríguez Mercado catalogando la leche materna como lo que el niño necesita para favorecer su crecimiento y salud. Además, explicó que en casos de huracanes como Irma y María las madres, tal vez, obtuvieron menos alimento, pero el bebé obtiene la misma cantidad y calidad de leche. Por otra parte, resaltó el beneficio de esta leche por encima de la leche en polvo, que necesita de agua potable, ya que de no ser así,  podría causar enfermedades.

“Con medidas adecuadas, como lactar durante un desastre natural, se disminuye el riesgo de enfermedades y fortalece su sistema inmunológico. El Departamento de Salud en su deber ministerial, luego de la tormenta, desarrolló una campaña por los medios, promoviendo la lactancia como la alimentación más segura y la protección que amamantar provee a los infantes luego de un desastre. Puerto Rico ha sostenido un aumento en alguna vez haber amamantado, o everbreastfed sobre el 95% desde el 2016, atribuible al continuo esfuerzo de todos los sectores por apoyar y promover el amamantamiento”, explicó el Secretario.

Asimismo, la sub secretaria de Salud, Dra. Concepción Quiñones de Longo indicó que se ha podido confirmar que aún en momentos de gran estrés las madres continúan produciendo leche, siempre y cuando, se mantenga lactando con la frecuencia que requiera la demanda. Para sostener la lactancia las madres requieren apoyo en el hogar y en los refugios, dando como prioridad el proveer agua potable a las madres para que permanezcan hidratadas.

“Las madres durante o después de un desastre necesitan establecer la lactancia”, añadió la Subsecretaria.

También, el Director del Programa Madres, Niños y Adolescentes, Dr. Manuel Vargas Bernal, dijo que luego de un desastre entre las poblaciones más vulnerables se encuentran los infantes y niños pequeños, dependientes de adultos para su sobrevivencia y alimentación.

“No requiere refrigeración, por lo que no depende de electricidad, ni agua de una fuente segura para su preparación y proveer espacios privados para lactar si la madre lo requiere.  Las madres que paren durante o después de un desastre necesitan apoyo para iniciar la lactancia post parto y establecer la lactancia exclusiva, y no requerir suplementar con formula.   La madres que estén lactando y suplementando con formula, también se benefician de apoyo para convertirse en lactantes exclusivas. Después del huracán María, organizaciones en la comunidad que proveen apoyo a madres lactantes, lograron que madres que habían dejado de lactar lograran volver a lactar”, mencionó el doctor Vargas Bernal.

Entre los participantes que brindaron su testimonio están madres que compartieron  sus experiencias lactando luego del huracán. También participaron representantes de organizaciones, colaboradoras que apoyaron y promovieron la lactancia  luego del huracán María y sus experiencias en las comunidades.  Los infantes  son una población vulnerable luego de un desastre, dependientes de otros para su alimentación, cuido y sobrevivencia. La lactancia  además de proveer alimento seguro para los bebés disminuye los riesgos de requerir atención médica para el infante.