Salud ordena que embarazadas reciban sangre importada para evitar Zika

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
5.00 avg. rating (89% score) - 1 vote

La secretaria de Salud Ana C. Ríus Armendariz ordenó el jueves a que de manera inmediata las mujeres embarazadas y los recién nacidos que requieran transfusiones de sangre, reciban unidades de sangre importada, para reducir el riesgo de contagio con el virus del Zika mediante ese método.

 

“Mi compromiso como secretaria de Salud es trabajar por el bienestar del pueblo puertorriqueño. Exhorto a los bancos de sangre a continuar implementando medidas de cernimiento pre-donación rigurosas para asegurar la más alta calidad de las transfusiones. Juntos podemos proteger a nuestra gente del virus del Zika. Continuamos buscando todas las alternativas que permitan eximir a Puerto Rico de cualquier restricción que ponga en peligro la vida de nuestra gente, y recalcamos que el país es un lugar seguro para el viajero que nos visite”, sostuvo la secretaria.

La funcionaria anticipó además que la medida será aún más rigurosa ya que se extenderá a toda la población en las próximas semanas, mientras se exploran alternativas que evitan afectar el suministro de sangre local.

“El primero de marzo esta medida aplicará a todas las personas. De igual forma, estamos explorando otros mecanismos para aumentar el suplido de sangre segura”, dijo la secretaria por medio de un comunicado escrito.

El miércoles, la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió unas guías para la industria de los bancos de sangre con recomendaciones para el cernimiento de donantes y las transfusiones sanguíneas para Puerto Rico y otros territorios. El Departamento de Salud está en comunicación con la FDA para desarrollar diversas alternativas y así garantizar los abastos de sangre segura para Puerto Rico.

El FDA está trabajando para desarrollar una prueba para detectar el virus del Zika en la sangre y sus derivados. Se espera que esta tecnología esté disponible en las próximas semanas.

Por el momento, no se indicó que se hará con las reservas de sangre de la Isla, mientras surge el mecanismo de cernimiento que garantice su seguridad para ser suministrada. Esto pudiera suponer la paralización de la distribución de unidades de sangre local que en ocasiones también es exportada.