Representante José Aponte solicita a la ASSMCA campaña de prevención contra adicción a las apuestas deportivas

Compartir esta noticia:

EL CAPITOLIO (CyberNews) – El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), José Aponte Hernández, solicitó el martes a la Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (ASSMCA) desarrollar una campaña de prevención a la adicción a apuestas en eventos deportivos (sport betting).

De la misma manera, pidió a la Comisión de Juegos de Azar hacer lo propio ante el auge que se espera con la entrada en Puerto Rico del sport betting.

“Mi postura en este asunto-el de apuestas y juegos de azar-continúa siendo la misma. Las mismas fomentan graves situaciones de salud mental en nuestro Pueblo. Estudio tras estudio detalla que campañas mediáticas para apostar impulsando las apuestas promueven, además, la adición a los juegos y ahora con la entrada del sport betting, es de esperar que esta situación se agudice. Por eso tenemos que establecer nuevos parámetros para prevenir la adicción a las apuestas deportivas”, señaló Aponte Hernández en declaraciones escritas.

El representante por acumulación dijo que el Programa de Ayuda a Jugadores Compulsivos, adscrito a la ASSMCAS, puede servir como base para la creación de una campaña dirigida a prevenir el abuso en las apuestas deportivas, así como establecer planes de apoyo a esos ciudadanos que se convierten en adictos a este tipo de juego.

“Me estaré comunicando con el director ejecutivo de la ASSMCA, doctor Carlos Rodríguez Mateo, para compartir con él mi inquietud sobre la necesidad de un programa dedicado para atender los asuntos de la adicción a esta nueva forma de apuestas. En los Estados Unidos esto ha levantado muchas preocupaciones, precisamente por el aumento en casos de adicción de juegos. Tanto es así, que la liga deportiva profesional más grande en la nación, la NFL, ha enviado sobre seis millones de dólares al Concilio Nacional contra la Adicción al Juego para campañas de prevención e intervención”, sentenció Aponte Hernández, quien además adelantó que se encuentra evaluando legislación para crear un programa con el fin de atender los jugadores compulsivos asociados al sport betting.

“La adicción al juego es un problema de salud mental y de control de impulsos. Controla a la persona, como la droga, pues el juego se convierte en lo más importante de su vida. De hecho, está comprobado que la adicción al juego es más costosa y difícil de superar para el adicto por eso siempre he planteado la necesidad de prevenir estas condiciones”, añadió.

En el 2018, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos autorizó las apuestas deportivas, dejando a los estados y jurisdicciones la manera de regular los mismos.