Presidente de Genera PR responde cómo va a cumplir con la operación y mantenimiento de la generación eléctrica del país

Compartir esta noticia:

Brannen McElmurray, presidente de Genera PR, empresa contrada por el gobierno para operar la generación de energía eléctrica, compareció hoy, jueves, ante una vista pública de la Comisión de Energía, que investiga los acuerdos contractuales entre la compañía y el gobierno de Puerto Rico.

Durante la segunda vista pública sobre el contrato de energía, los representantes centraron sus preguntas sobre las capacidades fiscales, de administración y cumplimiento de Genera PR, que es una subsidiaria de la empresa New Fortress Energy (NFE).

Por los pasados años, NFE ha ofrecido servicios de construcción de infraestructuras energéticas al gobierno de Puerto Rico. En el tiempo que han laborado en la isla, la empresa ha recibido múltiples señalamientos y demandas sobre incumplimiento contractual y asuntos ambientales.   

“Cuando construyeron el muelle en San Juan tuvieron problemas con el cumplimiento. Cuando construyeron las plantas de energía hubo señalamientos ambientales. ¿Ahora por fe tenemos que creerle que este acuerdo es bueno para el país?”, planteó el presidente de la Comisión, Luis R. Torres Cruz.

McElmurray, quien también ocupa el puesto de jefe de Desarrollo de NFE, señaló “que la confianza del pueblo se gana y no se otorga”, reconociendo los planteamientos del legislador independiente.

Por su parte, el jefe de Genera PR expuso a través de una ponencia escrita que la compañía está integrada por “un experimentado equipo de ejecutivos y socios con amplia experiencia en el campo global y local de la energía, combustible, y operaciones”.

Durante el interrogatorio, McElmurray expresó que los trabajos principales de la empresa serán bajo subcontratación. ¿Entonces, qué hace Genera PR aquí?, indicó el presidente de la Comisión. El ejecutivo de Genera PR detalló que contratarán a PIC Group, para que asuma el proceso de contratación de empleados para las plantas, el desarrollo de adiestramientos y el procedimiento operacional.

Por otra parte, reconoció que estará contratando a la empresa Black and Veatch para trabajar con el decomiso de plantas energéticas y servicios de ingeniería especializada.

“Bendito, pero eso de contratar podía hacerlo la Autoridad. Eso lo podía hacer PREPA, en vez de privatizar el servicio de generación y quitarle los beneficios a los empleados que llevan trabajando por el país más de 15 años. New Fortress lo que lleva son 9 años de creada”, señaló Torres Cruz en su intervención de preguntas.

El pasado 25 de enero, Genera PR fue seleccionada por el gobierno para manejar la generación eléctrica durante un término de 10 años. Genera PR, según el acuerdo contractual, tiene 100 días para completar un proceso de transición para asumir las tareas que antes realizaba la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Según trascendió en la vista, Genera PR tendrá hasta $15 millones para completar el periodo de transición y movilidad. “¿Ese dinero viene del bolsillo de Puerto Rico?”, preguntó Torres Cruz. “El pago proviene del acuerdo con el gobierno de la isla”, asintió McElmurray, quien también reconoció ser accionista de NFE. 

“La realidad es Genera PR no invierte nada en Puerto Rico en este contrato. Este contrato beneficia a la compañía y no al pueblo”, argumentó.

Por su parte, McElmurray aseguró que NFE buscará invertir en proyectos que resulten en ahorros bajo el contrato. “Cualquier proyecto que invirtamos va a tener que ser aprobado por el Negociado de Energía”, destacó.

Al mismo tiempo, los legisladores cuestionaron las gestiones que ha hecho hasta el momento la compañía contratada.  

“¿Cuántos empleados tiene Genera PR hoy?”, cuestionó Torres Cruz. El deponente estableció que la empresa ha contratado menos de 40 empleados. “Nuestra meta es alcanzar los 950, tras un proceso de reclutamiento que comienza la próxima semana”, sentenció. Asimismo, reconoció en la audiencia pública que “cuenta con la experiencia de los empleados que han trabajado la generación (en la AEE)”.

Por su parte, el representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Dennis Márquez Lebrón preguntó a Genera PR, sobre qué han hecho para reclutar los 98 puestos identificados como críticos para la operación de la generación del sistema eléctrico de la isla.

McElmurray indicó que su empresa desea contratarlos, “pero necesitamos que ellos tomen la decisión. Nuestra preocupación es que no acepten la oferta que estamos haciendo”.

Por otra parte, Torres Cruz solicitó al presidente de Genera PR documentos relacionados a las escalas salariales que regirán el proceso de contratación de empleados que hoy trabajan en la AEE. También, requirió información sobre los salarios de los ejecutivos de la empresa.

El jefe de Genera PR estableció que actualmente gana sobre los $200,000 al año como desarrollador de NFE. Sin embargo, destacó que el salario que devengará como presidente y CEO de Genera PR aún no se ha establecido.

El encuentro legislativo contó con traductores para facilitar la comunicación entre el presidente de Genera PR, los representantes y los ciudadanos que accedieron a las redes sociales de la Cámara de Representantes para seguir los acontecimientos de la vista pública.