Presidenta del Supremo dice proyecto de TRS no es bueno para Puerto Rico

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – La presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico (TSPR), Maite Oronoz Rodríguez rechazó el lunes el Proyecto del Senado 775 del presdiente de ese cuerpo, Thomas Rivera Schatz.

“El Proyecto del Senado 775 del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, no es un proyecto bueno para Puerto Rico. De convertirse en ley, lejos de ayudar a agilizar procesos y servir mejor a quienes buscan justicia, resultará en mayores dilaciones, más burocracia, y principalmente, trastocará la operación de la Rama Judicial. Rama que hoy, más que nunca en nuestra historia, debe y tiene que quedar por encima de los vaivenes de la política”, dijo Oronoz Rodríguez en una declaración escrita.

Esta medida propone enmendar la “Ley del Sistema de Evaluación de Jueces y Candidatos a Jueces, la “Ley de la Judicatura del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, la “Ley para la Fiscalización del Financiamiento de Campañas Políticas en Puerto Rico” y el “Código Electoral de Puerto Rico para el Siglo 21”, con el objetivo de aclarar y demarcar las facultades y deberes administrativas del Tribunal Supremo de Puerto Rico en armonía con la Constitución de Puerto Rico, entre otras.

“La inestabilidad jurídica que crearía la aprobación de este proyecto, pondrá en entredicho la tradición democrática del país y además, afectará la imagen de Puerto Rico como destino para hacer negocios. Un examen de las leyes federales sobre la forma en que se organiza la Rama Judicial estadounidense revela que las funciones que allí se asignan al Juez Presidente, son las mismas que en Puerto Rico resumimos en una oración breve en nuestra Constitución: ‘El Juez Presidente dirigirá la administración de los tribunales…’.  Art. V, sec. 7, Const. E.L.A., L.P.R.A., Tomo 1, pág. 416. De hecho, en los Estados Unidos, el Juez Presidente sirve como el principal y final vocero de la Rama Judicial en cualquier legislación que pueda afectar la administración de los tribunales federales”, apuntó la togada.

Según la presidenta del TSPR, el país vive momentos muy difíciles que exigen particularmente a quienes ocupan funciones públicas, prudencia y mesura en sus actuaciones. El momento requiere la búsqueda de estabilidad para el país y evitar trastocar las instituciones más fundamentales. En este caso, toda una rama de gobierno con profundas raíces no solo en la Constitución, sino en la Constitución y las leyes de los Estados Unidos. Ambas Constituciones están cimentadas en la democracia, la independencia judicial y la separación de poderes.

“Confío en que el proyecto no sea aprobado y, de serlo, no se convierta en ley”, concluyó.