Presidenta del CDC denuncia medida aprobada por la Cámara es un intento de acallar su voz

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) –  La presidenta de la Comisión de Derechos Civiles (CDC), Georgina Candal Segurola, denunció el jueves, que la medida que aprobó la Cámara de Representantes para incluir a dicho organismo gubernamental bajo la Ley 3-2017 despoja a la entidad de la autonomía que se requiere para llevar a cabo sus funciones.

“La Comisión tiene que educar, orientar y llevar a cabo investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos. Desde que se aprobó la Ley 102 de 28 de junio de 1965 la Comisión de Derechos Civiles ha sido un foro con independencia del Poder Ejecutivo y ha llevado a cabo estudios e investigaciones sobre las violaciones a los derechos humanos.  La CDC es una entidad que fiscaliza y promueve los derechos humanos que incluyen los derechos de las personas ante el Estado”, dijo Candal Segurola en declaraciones escritas.

“Es evidente que la medida nada tiene que ver con la reducción de gastos pues el presupuesto de la Comisión es menos de un millón de dólares. Esta acción pretende acallar la defensa de la Comisión de Derechos Civiles a los grupos más vulnerables como los estudiantes de educación especial, la comunidad LGBTT, las personas confinadas y las personas sin hogar, entre otros”, subrayó la otrora jueza superior.

Mencionó que actualmente, la Comisión lleva a cabo una investigación sobre el monitoreo electrónico de la Policía en las redes sociales, así como una investigación sobre la corrupción en el servicio público y ha sido muy crítica sobre las acciones de la Policía para cumplir con la reforma policial.

“Este proyecto de ley es lesivo no solo para la Comisión de Derechos Civiles. Es un atentado contra los derechos humanos de todas las personas en Puerto Rico. Hacemos un llamado al Gobernador para que vete este proyecto de ley que constituye un golpe a los derechos del pueblo”, concluyó la presidenta de la CDC.