Ombudsman reclama de ciudadanía actitud alerta para contrarrestar la trata humana

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – La ombudsman Iris Miriam Ruiz Class dijo el viernes que el problema de trata humana en la isla es uno real con consecuencias dramáticas.

“Tenemos que quitarnos el velo de la falsa seguridad. La trata humana ya convive con nosotros y tenemos que atajarla”, afirmó la funcionaria en declaraciones escritas.

Ruiz Class, quien preside la organización internacional Federación Iberoamericana del Ombudsman integrada por los Defensores del Ciudadano de 22 países del hemisferio, argumentó que el problema subyace principalmente con el tráfico de indocumentados y la opinión generalizada de que el delito sólo ocurre en países subdesarrollados.

Comentó que el análisis de los recientes casos de servidumbre involuntaria en Río Piedras y una indocumentada tomada como rehén y sometida a violaciones en Rincón, son sólo la punta del “iceberg” de un problema de proporciones insospechadas.

“Me temo que estos casos aislados sólo sean el reflejo de una dura realidad que nos golpea con crueldad a diario y que no percibimos. Tenemos que abrir los ojos y comprender su severidad y magnitud”, aseveró.

Puntualizó que no basta con indignarse cuando nos enteramos de los hechos a través de la prensa, sino que cada ciudadano debe tener la voluntad de denunciar todo incidente que siquiera arroje indicios de que hay envuelta condiciones de trata humana.

Expresó que los sectores vulnerables como inmigrantes ilegales, envejecientes y hasta niños  demandan de una ciudadanía en constante alerta, para detener la ocurrencia de este acto criminal.

En lo que sería el primer caso federal de esta naturaleza en Puerto Rico, agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) diligenciaron la mañana del viernes una orden de registro por un alegado caso de servitud involuntaria en una residencia en la Avenida Américo Miranda en Río Piedras.

El portavoz del FBI en la isla, Luis Rivera Santana confirmó en entrevista radial que los agentes rescataron al hombre en sus 50 años “que se encontraba detenido en contra de su voluntad en esa residencia”. Indicó además, que la residencia estaba en condiciones que aparentan ser infrahumanas.