Municipio de Guayanilla invirtió $1.5 millones en piscina olímpica que actualmente está vacía y abandonada

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – La contralora Yesmín Valdivieso informó el lunes, que emitió una opinión cualificada sobre las operaciones del Municipio relacionadas con las subastas y compras por cotizaciones de materiales de construcción, así como de los contratos y desembolsos relacionados con el recogido de escombros.

Del 2007 al 2014, el exalcalde, Edgardo Arlequín Vélez, contrató por 1.5 millones de dólares para el diseño, la inspección y la construcción de una piscina olímpica en el barrio Guaydía de Guayanilla.  Al presente, la piscina está deteriorada, vacía y en estado de abandono por problemas de filtración y no cumple con las dimensiones requeridas para el entrenamiento olímpico.

“Esta situación denota, la falta de planificación, y genera problemas de salubridad y seguridad que acarrean costos adicionales”, opinó Valdivieso en comunicación escrita.

Una opinión cualificada se emite cuando los incumplimientos individuales o en conjunto son significativos, pero no generalizados.

Además, expuso que el Informe revela que el Municipio realizó compras de materiales y efectos de construcción sin obtener las cotizaciones de al menos tres proveedores. Esta situación ya se había comentado en el Informe de Auditoría M-18-09 del 2017. Contrario a la reglamentación, el Municipio estableció marcas y modelos específicos en varias requisiciones, hecho que resta confiabilidad a los procesos. Además, el director de Finanzas autorizó para pagos, varios comprobantes de desembolsos por 36,752 dólares sin la información de quien solicitó los materiales y sin las certificaciones de quien los recibió.

La auditoría de cinco hallazgos señala que la Unidad de Auditoría Interna de Guayanilla no llevó a cabo auditorías periódicas del 2015 al 2018 en áreas susceptibles como subastas, compras, desembolsos o procedimientos del sistema de contabilidad. Una situación similar se había comentado en el Informe de Auditoría M-17-08 del 2016.

“Nuestros auditores identificaron que los expedientes de subastas carecían de evidencia sobre: el análisis realizado a las propuestas de los licitadores, datos de la votación y resúmenes de las ofertas presentadas. Además, el Municipio no había preparado un inventario ni un plan de retención de documentos públicos y enviaba el Informe Mensual de Nóminas y Puestos a la Contraloría, con tardanzas de hasta un año”, añadió la contralora.

La auditoría comenta que Guayanilla tenía déficits acumulados en el Fondo Operacional de 868,504 dólares y 1.5 millones de dólares para los años fiscales del 2016 y 2017.

“Esta situación que se había comentado en el Informe de Auditoría M-17-08 reduce los recursos disponibles y afecta adversamente los servicios que se deben prestar a la ciudadanía”, señaló Valdivieso.

El Municipio no ha recobrado 52,959 dólares por varios conceptos que se recomendó en el Informe M-18-09 y tiene cinco demandas civiles en contra por 467,713 dólares, pendientes de resolución por los tribunales.

El Informe cubre el período del 1 de julio de 2015 al 30 de junio de 2018. El mismo está disponible en  www.ocpr.gov.pr.