Molesto Víctor Suárez por mal rato que le hicieron pasar los federales con su familia

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – El secretario del Departamento de Estado, Víctor Suárez criticó el jueves la intervención por parte de agentes del Negociado Federal de Investigaciones Federales (FBI por sus siglas en inglés), quienes esposaron a su hijo de 16 años y la madre de éste en medio de un allanamiento por un supuesto caso de crímenes cibernéticos.

“Sin lugar a dudas es un mal rato para mí y particularmente para ellos y lo que a mí me resta y el propósito de estar aquí es pedir a los medios que hay dos menores envueltos que tienen un futuro por delante. Yo sé el deber que tienen de informar, pero que lo hagan con mucha responsabilidad. En segundo lugar, a las autoridades federales que lleven la investigación hasta las últimas consecuencias y que aclaren cual sea el resultado, que lo divulguen, porque son hijos de figura pública y eso tiene impacto sobre ellos y se magnifica en las cosas que les ocurren”, dijo Suárez en una conferencia de prensa.

“Mi hijo tiene 16 años y mi hija tiene 14. Tienen un futuro por delante y yo lo voy a proteger”, agregó Suárez notablemente afectado.

Según trascendió, agentes del FBI realizaron el allanamiento en la vivienda donde residen su exesposa y sus hijos en una urbanización de Cayey. El funcionario relató que los agentes llegan entre 5:30 a 6:00 de la mañana a la vivienda y que tanto su exesposa como su hijo fueron esposados. Sin embargo, su hija no fue esposada. Entonces los tres fueron llevados afuera de la casa mientras los agentes realizaban una investigación en el hogar sobre equipos electrónicos y tomaban fotos.

Indicó que los agentes entrevistaron a los tres, que le preguntaron las contraseñas de sus celulares y que investigaron iPads y computadoras en la vivienda, pero no incautaron ningún equipo. “Por la información que me dieron, no encontraron nada”, dijo Suarez.

“Yo le cuestiono a los agentes por qué había que esposar a un niño de 16 años. Ellos me contestaron que era parte del proceso, que me tranquilizara que ya no estaba esposado. Lo estaban entrevistando, me permitieron entrar y ver cuando lo entrevistaban. Finalmente me comunican que no se llevaron nada. Me dicen que el ‘router’ del ‘wifi’ está abierto y que están haciendo una investigación porque aparentemente hay unos delitos cibernéticos y le recomiendan a la mamá que cambie el ‘router’ a uno más moderno que ya viene bloqueado o que utilicen ‘username’ y ‘password’”, sostuvo.

“Tengo coraje. Estoy afectado. No lo puedo disimular”, expresó el funcionario sobre el proceder de los agentes.

Sostuvo que una disculpa de parte de las autoridades federales estaría bien, “pero eso no resuelve el daño que ya se hizo”. “Yo creo que las autoridades federales deben mirar esos procesos, pero más allá de esa disculpa yo lo que espero es que aclaren la investigación, que señalen quienes son los responsables y lo digan públicamente”, dijo.

Además, dijo que no está satisfecho con la explicación que le dieron los agentes federales sobre la intervención.

Por su parte, el gobernador, Alejandro García Padilla expresó que “la familia del secretario mantenía un dispositivo de señal inalámbrica sin contraseña, lo que permitiría que pudiera ser utilizada por personas externas al hogar. Por tanto, la investigación se extiende más allá de los residentes de la propiedad”.

“Víctor confía en que la investigación no arrojará ningún hallazgo que vincule a los menores de edad con algún delito y yo estoy seguro que los resultados de esta investigación confirmarán, una vez más, la integridad que le caracteriza como funcionario público. Víctor y su familia cuentan con mi total respaldo y mi absoluta confianza”, finalizó el mandatario.