Legislatura MSJ pide DRNA revise política depósito y uso de cenizas de carbón

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – La Legislatura Municipal de San Juan (LMSJ), aprobó el proyecto de Resolución número 41, serie 2018-2019, que solicita al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), que no apruebe su reglamento sobre el manejo de las cenizas de carbón en la isla.

“La Legislatura Municipal de San Juan entiende que este reglamento propuesto es defectuoso, no debe ser aprobado como ha sido presentado y que debe redactarse un documento nuevo que tome en consideración los estudios científicos que demuestra la peligrosidad de este tipo de residuos”, lee parte del proyecto aprobado.

El presidente del organismo, Marco Rigau explicó en una declaración escrita que el reglamento propuesto permitiría el depósito y uso de cenizas de carbón en cualquier parte de Puerto Rico, en vertederos, proyectos de construcción como relleno, modificación y/o estabilización del terreno, entre otros. Asimismo, cataloga las cenizas de carbón como un desperdicio sólido no peligroso, omitiendo información y estudios científicos que muestran la peligrosidad, toxicidad y radiactividad de estos residuos.

Asimismo, indicó que la Ley 40-2017, conocida como la “Ley para prohibir el depósito y la disposición de cenizas de carbón o residuos de combustión de carbón en Puerto Rico”,  le otorgó 90 días a la Junta de Calidad Ambiental (JCA), para aprobar un reglamento para el fiel cumplimiento de esa ley. Con más de 12 meses de retraso, el DRNA, quien asume ahora las funciones de la JCA, presentó un documento titulado: “Estándares para el uso beneficioso de los residuos de combustión de carbón”, pretendiendo con esto cumplir con el mandato de ley.

Indicó que el propuesto reglamento se presenta en momentos en que la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales del Senado de Puerto Rico, ordenó mediante la Resolución del Senado 727, realizar una investigación abarcadora sobre los hallazgos del Informe Anual de Monitoreo de Aguas Subterráneas de 2017 realizado por DNA-Environment LLC, en el área de la planta de AES en Guayama, así como la determinación de transportar miles de toneladas de cenizas fuera de la isla.

“El estudio de DNA-Enviroment, LLC, comprobó que las aguas subterráneas en el área de la planta de AES en Guayama están contaminadas con radiactividad y metales pesados como arsénico, cromo, selenio y molibdeno. Un segundo estudio reveló que esa contaminación es ‘estadísticamente significativa’”, sostuvo Rigau.

Copia de la resolución aprobada será enviada a todas las Legislaturas Municipales de Puerto Rico para impulsar que realicen las medidas legislativas correspondientes y se unan al esfuerzo de solicitarle al DRNA que no apruebe el reglamento que han propuesto.