No le pueden pedir a la gente que se tiren por un barranco dice presidenta AMPR sobre protestas contra acuerdo JCF

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Aida Díaz dijo el martes que, a menos que hayan propuestas concretas no va a participar de ninguna marcha contra la Junta de Control Fiscal (JCF).

“Nosotros estaríamos dispuestos a apoyar cualquier propuesta, siempre y cuando se nos diga con qué la van a financiar y de dónde van a salir los fondos. Mientras sea una propuesta en el aire no podremos apoyar nada para engañar a la gente”, dijo Díaz en conferencia de prensa.

Díaz reaccionó al llamado que hizo el Capítulo de Jubilados de la Federación de Maestros y la Asociación de Alcaldes quienes convocaron a movilizarse para que no corten las pensiones y para que los municipios no tengan que aportar al pago de la misma.

“Aquí estamos en una posición conflictiva. Hay que defender las pensiones y hay que defender a los municipios. Si los municipios no pagan lo que le deben a las pensiones con qué se van a pagar las pensiones. Hay que tener cuidado con eso”, señaló.

Asimismo, Díaz puso en duda que una protesta vaya a cambiar el ánimo de la JCF.

“No se van a mover nada. La Junta no la mueve nadie. La Junta es fría, es un cómputo y es un cálculo y la gente tiene que entender eso”, señaló la presidenta de la AMPR.

La presidenta de la AMPR expresó, además, preocupación por los reclamos en contra de que no se avalen los acuerdos de distintas entidades con la JCF.

“Tú no puedes recomendarle a nadie que se tire por un barranco sin saber lo que va a encontrar al final del barranco. Le recomendaron a los maestros rechazar un acuerdo y ahora mismo no sabemos para dónde vamos”, dijo.

Díaz se refería a unas supuestas declaraciones del director ejecutivo de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) Christian Sobrino Vega de que si el tribunal ordena recortar las pensiones, habrá que acatar el mandato judicial.