La llave para evitar residenciamiento de representante Rodríguez Ruiz la tiene su empleada, dice presidente cameral

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

EL CAPITOLIO (CyberNews)- El presidente de la Cámara de Representantes Carlos “Johnny” Méndez Núñez dijo el jueves que, si la supuesta víctima de agresión es la persona llamada a acabar con el juicio político contra el representante Ramón Luis Rodríguez Ruiz, expulsado del Caucus del Partido Nuevo Progresista y candidato a la expulsión.

“Una sola contestación que nos hubiese dado el, hubiese sido suficiente para que esto no hubiera prosperado. Y esa sola contestación la puede dar su empleada. Que diga quien la agredió. Si ella dice quien la agredió y señala que no es el representante, se acabó el asunto”, dijo Méndez Núñez en conferencia de prensa una vez culminó la reunión del Caucus.

Según Méndez Núñez, en el Caucus se le solicitó al representante contestar quien fue la persona que agredió a su empleada. Se le solicitó además quien fue el abogado que supuestamente visitó a la mujer en el hospital y le pidió que cambiara su versión del incidente. Según Méndez Núñez y el resto de los representantes presentes, las respuestas de Rodríguez Ruiz no fueron satisfactorias.

“No le creímos, porque lo escuchamos. Yo creo que se defensa en lugar de dirigirse a las preguntas que se le hicieron las dirigió a cosas que nosotros no hemos considerado. Nosotros queremos que nos conteste si él le pregunto a su empleada quien le dio y el se desentendió sobre eso”, sostuvo el presidente cameral.

Otro de los cuestionamientos que tenían los representantes era el nombre del abogado que supuestamente visitó a la mujer en el hospital y que posterior a ello ocurre un cambio en la versión del incidente.

Por su parte, el portavoz de la mayoría, Gabriel Rodríguez Aguiló mencionó que otra de las preguntas que Rodríguez Ruiz no quiso contestar fue porqué la mujer estuvo en la conferencia de prensa del pasado martes. Supuestamente contestó que él no sabía que ella iba a participar ni mucho menos que iba a decir.

“Él no lo sabía y él no la invitó. ¿Ustedes pueden creer que eso no fue coordinado? Yo no le creo”, sostuvo Rodríguez Aguiló.

Fue el representante José Aponte Hernández quien sometió las mociones para que fuera expulsado del Caucus y para que en o antes del domingo someta la renuncia.

“Lo hice porque no estuve conforme con sus contestaciones”, sostuvo Aponte.

La primera moción fue aprobada de forma unánime, la segunda recibió dos votos en contra (uno del propio representante Rodríguez Ruiz) y una abstención. Méndez Núñez no quiso dar los nombres de esos dos representantes. No obstante, se supo que el voto en contra fue del representante Samuel Pagán y José Luis Rivera Guerra se abstuvo.

“Si el domingo no renuncia, este servidor va a esperar por el informe del licenciado Ernie Cabán, del cual recibí unos avances que me motivaron a mí a solicitar la renuncia de manera inmediata. Ese informe se enviará a la Comisión de Ética y si el compañero no ha renunciado, se activará la Comisión de Ética para que haga la recomendación al pleno de la Cámara de Representantes y si todavía a esa fecha no ha renunciado, comenzaremos un proceso de residenciamiento”.

“Nuestra recomendación es que acate la decisión de la mayoría y presente su renuncia a más tardar este próximo domingo en la secretaria de la Cámara de Representantes”.

Méndez Núñez aseguró que Ramón Rodríguez Ruiz de una forma u otra dejara ser representante antes de que culmine el año.

A Rodríguez Ruiz se le imputa haber agredido a una empleada con la que supuestamente mantenía una relación personal. La mujer, en conferencia de prensa el pasado martes rechazó que el representante fuera la persona que la agredió, aunque tampoco reveló la identidad de la persona. La mujer responsabilizó a la Cámara de Representantes por su seguridad.

Otra de las imputaciones contra Rodríguez Ruiz es que supuestamente le adjudicó unos donativos a un empleado cuyo contrato no fue renovado, el cual negó el obsequio. El legislador alegó que se trata de un “donativo en especie”.

El tercer señalamiento alude a la llamada práctica del diezmo, que consiste en otorgar un sueldo mayor a la persona, la cual le da en efectivo parte mismo al legislador.  El representante negó que alguna vez le haya pedido a algún empleado dinero.

El Departamento de Justicia investiga los alegatos contra el legislador por los pueblos de Santa Isabel, Aibonito, Coamo, Salinas y Juana Díaz.