La flor de Pascua, cómo cuidar y mantener esta planta navideña

Compartir esta noticia:

Si hay una planta preferida para adornar y decorar los hogares durante la Navidad, esa es la Euphorbia pulcherrima, poinsettia o como se le conoce comúnmente, la flor de pascua. La época navideña es perfecta para cultivar esta planta, pues es cuando florecen.

Una de las principales características de la pascua son sus hojas llamativas de colores que la hacen muy decorativa. Estas hojas se llaman brácteas y se encuentran en diferentes colores: amarillas, blancas, salmón, rosas, y las rojas que son la más comunes y las más vistosas.

Según René Llerandi, productor de pascuas y propietario de la finca Trópico, al momento de elegir la planta se debe escoger aquella flor que no muestre daños visibles, que tenga un follaje fuerte y flores a punto de brotar. Recuerde que las flores son los pequeños brotes o pequeñas hojas verdes que hay en el centro.

La flor de pascua es una planta delicada. A continuación, se presentan algunos consejos para mantener la planta durante las festividades navideñas y el resto del año:

  • Retire la pascua del plástico en el que viene envuelta, ya que ese plástico asfixia las hojas.
  • Coloque la pascua en un lugar bien iluminado, pero no la coloque directamente al sol ni que le dé mucho calor ya que se puede secar.
  • Se debe regar contantemente. Antes compruebe la humedad de la tierra. Se recomienda cada dos días o cuando notemos que la tierra empieza a secarse. No deje que el agua se quede depositada en el tiesto de la planta; viértela inmediatamente, porque de lo contrario las hojas podrían desaparecer o caer.
  • Una vez al mes, échele abono.

 

¿Por qué las hojas se caen?

 

Las principales razones por lo que las hojas se caen o se ponen mustias es por la escasez de luz, las fuertes corrientes de aire y la exposición excesiva al frío. Tampoco le conviene un exceso de agua. Se debe procurar que no se acumule agua en lo que se conoce como el bajoplato y se pudran las raíces. Además, se recomienda retirar las hojas marchitas para que tenga un crecimiento sano.

Algunas señales que demuestran que no la pascua no está recibiendo los debidos cuidados y mantenimiento son los siguientes:

  • Si las hojas verdes y rojas y sus tallos se tornan marrones o amarillentos y resecos es que le falta agua. Riégala cuanto antes y añade más nutrientes a la tierra.
  • Si solo ves una parte de la hoja con tonalidades amarillas o marrones puede que tenga demasiada exposición a la luz del sol. Se recomienda buscar un sitio con semisombra para colocarla.
  • De otra parte, si sus hojas se oscurecen más de lo normal y se observa que la planta está decaída, es probable que le falte luz natural. Busca un sitio más cerca de una ventana o en el exterior para que tenga más luz natural.
  • La presencia de partes blancas, manchas marrones o puntos (negros, marrones, rojos, amarillos o verdes, entre otros) pueden ser indicios que la planta tenga alguna plaga o enfermedad. Consulte a un experto en jardinearía en relación con qué tipo de producto utilizar.

 

¿Cuándo se debe podar la flor de Pascua?

Según Llerandi, el mejor momento para podar la pascua es cuando la se quede sin hojas, lo que suele ocurrir a finales del mes de enero. En este proceso se deben cortar los tallos hasta dejarlos unos 10 centímetros de largo. Se deben cortar todas las ramas extras que existan para asegurar que la vitalidad, energía y nutrientes se concentre en las ramas principales, facilitando el desarrollo y posterior producción de flores.

También es importante verificar el estado de las raíces y podarlas un poco en caso de que haga faltaEn la pascua, las raíces tienden a crecer mucho y es por eso por lo que se aconseja trasplantar cuando el espacio disponible en la maceta no es suficiente. Es importante que las raíces gocen de un buen espacio para que no se ahoguen y afecten la buena salud de la planta.

Aunque la pascua es una planta ornamental, hay que ubicarla en un lugar seguro y no dejarla al alcance de niños y mascotas.

Para más información se pueden comunicar con la Finca Trópico al 787-875-1916.

Continúe Conectado

Más Noticias

NOTICIAS GENERALES

La Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) celebró dos talleres de desarrollo de propuestas federales, dirigidos a organizaciones, municipios y personal de la OPM, con el propósito de desarrollar en sus asistentes la capacidad de pensar y articular estos proyectos. El adiestramiento abordó temas como las prioridades de las fuentes de fondos, flujograma, justificación y documentación, entre otros. El doctor Rafael Torrech San Inocencio, un experto con más de cuatro décadas de experiencia en el campo de las propuestas federales, ofreció los dos talleres en los cuales combinó teoría y práctica sobre la articulación efectiva de estos documentos. “Actualmente en muchas agencias, como en la OPM, es necesario ampliar la cantidad de recursos internos necesarios para la prestación de estos servicios que son imprescindibles. El propósito del evento fue enfatizar en desarrollar la destreza permanente de cómo pensar las propuestas como punto de partida para su diseño y desarrollo”, explicó la procuradora interina, Madeline Bermúdez Sanabria. La funcionaria añadió que el taller fue una experiencia interactiva y altamente participativa donde el Dr. Torrech trabajó con las ideas de los participantes con énfasis en desarrollar la destreza permanente de cómo pensar las propuestas como punto de partida para su diseño y desarrollo. Se discutieron las partes cruciales de una propuesta con estrategias para desarrollar un proyecto cabal y consistente, y combinaron elementos teóricos y prácticos para abordar las secciones medulares de una propuesta: ¿cuándo (calendario)? ¿quiénes (población de impacto)? ¿qué (logro)? ¿cómo (metodología)? y ¿cómo se sabe que funciona (evaluación)? Por último, la procuradora manifestó que los participantes lograron articular el prototipo básico de una propuesta y que además recibieron una caja de herramientas documental con materiales de apoyo y referencia.

LEER MÁS »