Juez superior le dice a los alcaldes que antes de manipular líneas eléctricas tienen que informarlo a LUMA 5 días antes

Compartir esta noticia:

AGUADILLA (CyberNews)- El juez superior de Aguadilla, Johny Reyes desestimó el viernes la demanda radicada por el alcalde de Isabela, Miguel ‘Ricky’ Méndez Pérez, contra LUMA Energy, por la controversia sobre el proceso de renergización luego del paso del huracán Fiona.

El juez superior entendió que el alcalde no cumplió con los requisitos del Código Municipal, que le permite manipular las líneas de transmisión en un periodo de emergencia. Se supone, que antes de comenzar a realizar labores en el sistema eléctrico, se le tiene que informar sobre el particular a los funcionarios de LUMA Energy, por lo menos 5 días antes.

“Adviértase, ante el cuadro fáctico de este caso, donde es un hecho incontrovertido que el demandante no cumplió con el requisito de notificación escrita previa, establecido en el propio texto legal; en el que sostiene su reclamación, no vemos una controversia “bona fide” de derecho adicional sujeta a ser resuelta por el tribunal.

En otras palabras, por el momento la única y verdadera controversia susceptible de ser adjudicada, emana del hecho de que no se cumplió con el requisito de notificación escrita de la ley previo al comienzo de las labores. Esta controversia ya fue resuelta por el tribunal, a favor de que el cumplimiento con dicho requisito es indispensable para que se puedan comenzar las labores del Municipio. Dicha determinación dispone en su totalidad de la controversia, a base de los hechos específicos ante nuestra consideración”, escribió el juez en su sentencia.

El juez sostuvo además que no hay ninguna controversia con lo que plantea el artículo 1.018 del Código Municipal sobre la autoridad de los alcaldes para “llevar a cabo todas las gestiones y labores necesarias para normalizar o restablecer el sistema de energía eléctrica, así como las instalaciones para el suministro y tratamiento de agua y aguas residuales”.

“Esto es así dado que el texto claro de la ley lo dispone”, escribió el juez.

A pesar del incumplimiento, el alcalde Méndez Pérez, se proclamó victorioso.

“La notificación se hizo y todos sabemos que en un momento de emergencia el correo está cerrado y las comunicaciones electrónicas están en precario precisamente por la falta de energía eléctrica”, alegó el alcalde.

Los funcionarios de LUMA Energy le radicaron una querella en la Policía al alcalde Méndez Pérez, por activar brigadas municipales para manipular las líneas eléctricas.