José Báez y su padre pide a la Legislatura no atiendan el Código Civil en la extraordinaria

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

EL CAPITOLIO (CyberNews)- El representante José Luis Báez Rivera y su padre Eudaldo Báez Galib solicitaron el jueves a la saliente Legislatura que se abstenga de atender el Código Civil, incluido en la Sesión Extraordinaria.

 

“Aunque apoyamos decididamente la revisión de este Código seminal tal y cual redactado, su importancia para nuestro país es incalculable y atenderlo sin los mecanismos previos de análisis comunitario y debate en torno a la vigencia de sus asuntos actualizados luego de la redacción sufrida a través de años de estudio y análisis, atentarían contra un estado de derecho saludable”, expresaron ambos en declaraciones en declaraciones escritas.

Baez Rivera, presidente de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes y Co-Presidente de la Comisión Conjunta Permanente para la Revisión y Reforma del Código Civil – comisión encargada de estudiar la revisión del Código Civil. Báez Galib, fue miembro fundador de la anterior Comisión que inició y desarrolló el borrador del Código.

“Aunque es una realidad bochornosa que el proyecto de Código ha estado bajo estudio por varios cuatrienios sin que los Cuerpos Legislativos lo aprobaran y que el país ha invertido millones de dólares, y las mejores mentes legales han intervenido extensa e intensamente en su redacción, no es apropiado que, luego de cuatro años de espera durante esta Asamblea Legislativa, sea a última hora y sin el beneficio de una confrontación final entre proponentes de varias tendencias, que se intente su aprobación.

La política partidista tiene unos amplísimos espacios para moverse en la gobernación de un país, pero es imprescindible delimitarlo. El que el Partido Nuevo Progresista legislara la composición del Tribunal Supremo aun contra la expresión del pueblo en las urnas objetando la misma, fue un exceso violatorio de los principios esenciales de la democracia. La aprobación del Código, en este momento, equivale a esa agresión al país. No podemos aceptar ni aquella, ni esta. Una cosa es la política usual. Otra la entereza social”, sentenciaron padre e hijo.