JCF quiere que se atienda el impuesto al inventario pero gobernador no quiere eliminarlo “de golpe y porrazo”

Compartir esta noticia:

A pesar de la insistencia de la Junta de Control Fiscal (JCF) para que se elimine el impuesto sobre el inventario, el gobernador Pedro Rafael Pierluisi Urrutia insistió el miércoles que no va a firmar ningún proyecto de ley “que lo elimine de golpe y porrazo”.

“En cuanto al impuesto al inventario. Pues lo que yo indique, es que un proyecto en la Legislatura que establece un tope, un máximo que se puede cobrar por el impuesto al inventario para los próximos 5 años. Yo veo con buenos ojos que se establezca ese tope o máximo. No así una disposición que tiene ese proyecto que provee que se va a eliminar el impuesto al inventario al terminar ese periodo de 5 años. Ese impuesto, el inventario no se puede eliminar. De un día para otro sin identificar otro mecanismo para proveer a los municipios los ingresos que faltarían”, dijo el gobernador a preguntas de la prensa.

“Como le indiqué a la Junta, los municipios rinden unos servicios esenciales muy importantes, complementan lo que hace el gobierno estatal y yo siempre estoy velando por la salud fiscal de los municipios, así que a menos que se enmiende ese proyecto, porque ahora mismo dispone que terminaría el impuesto de inventario sin ningún tipo de sustituto en 5 años. Así yo no lo voy a poder filmar, o sea que yo espero que se enmiende. Para que más bien este periodo de 5 años sirva. Para darnos un tiempo a buscarle un sustituto.  Yo lo he dicho anteriormente que no se puede eliminar este  impuesto de golpe y porrazo y yo entiendo que la Junta comparte mi criterio, habría que ver cómo se sustituye ese ingreso, porque si no se afectarían las arcas municipales”, añadió.

En la reunión con la Junta Fiscal en la que Pierluisi Urrutia participó, el director ejecutivo, Robert Mujica, sostuvo que “la reforma del impuesto de inventario es crucial para asegurar suministros para Puerto Rico pueda prepararse para emergencias y ayudar a las familias de Puerto Rico a comprar los productos que necesitan. La junta apoyó un tope del impuesto de inventario al nivel de los pagos actuales para garantizar ingresos fiscales de inventario iguales a las colecciones anuales más altas de los últimos tres años. La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que habría implementado tal tope, pero lamentablemente el Senado no lo hizo. Sin embargo, el impuesto de inventario desalienta la inversión en maquinaria, equipo y suministros. La Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos también conocida como GAO, publicó el informe al Congreso este mismo mes sobre los desembolsos de fondos federales, que incluía obstáculos y recomendaciones para mejorar el desembolso. El informe GAO destacó nuevamente lo que se ha dicho antes: que este impuesto es perjudicial para la recuperación y el crecimiento económico de Puerto Rico. Específicamente, afirmó que eliminar el impuesto de inventario ayudaría a reducir los retrasos en la construcción debido a problemas de la cadena de suministro, ya que el impuesto hace que ordenar suministros con anticipación a las aprobaciones de proyectos sea prohibitivamente costoso”.