ICF pone en vigor nuevo protocolo de para el referido de casos por muertes naturales

Compartir esta noticia:

SAN JUAN (CyberNews) – El Instituto de Ciencias Forenses (ICF) comenzó este martes, un nuevo procedimiento que persigue reducir el referido de casos por muertes naturales ocurridas en instituciones hospitalarias para autopsias en la agencia, anunció la directora ejecutiva de la dependencia, la doctora María Conte Miller.

“Para esto, establecimos un plan de trabajo por fases que incluyó, en una primera etapa, varias reuniones con los administradores de hospitales, agentes funerarios y representantes de la industria. Le explicamos el nuevo protocolo, el formulario que deben completar y les aclaramos sus dudas. La Ley 135-2020 del Instituto de Ciencias Forenses es clara; no hay razón para que se interprete que una muerte natural deba ser referida a la institución para autopsia. Trabajamos casos forenses que requieren la intervención de peritos para precisar la causa y manera de muerte”, puntualizó Conte Miller en declaraciones escritas.

En una comunicación oficial enviada en enero a los directores y administradores de hospitales, así como a los agentes funerarios, la directora ejecutiva del ICF estableció que previo al referido de un cadáver a Ciencias Forenses, se debe completar el formulario ICF-01537-PAT y ser enviado por correo electrónico a consulta@icf.pr.gov . Al recibirlo, un patólogo lo evaluará y determinará, en menos de 24 horas, si asume jurisdicción.

“En caso de que el Instituto de Ciencias Forenses no asuma jurisdicción del caso, el agente funerario no podrá remover el cadáver del hospital, independientemente de que exista boleta del fiscal. No existe ninguna disposición de ley que establezca que si una persona murió por causa de una enfermedad en un lapso menor de 24 horas de haber llegado a una sala de emergencias debe ser enviado al Instituto de Ciencias Forenses. Estos no son casos médicos legales”, lee parte de la misiva firmada por Conte Miller.

El informe que los médicos deben completar incluye la información general de la persona fallecida, así como su historial clínico, procedimientos quirúrgicos y si se recuperó alguna evidencia como balas, arma blanca u obtejos extraños.

En enero, la doctora Conte Miller denunció que el volumen de casos referidos al ICF pone en riesgo la acreditación de la División de Investigación Médico Legal y Toxicología, área que se encarga, con sus peritos, de evaluar y analizar los cadáveres. Desde el 2013, esa división permanece con estatus probatorio por parte de la National Association of Medical Examiners (NAME) debido, en gran parte, a ese referido inadecuado de casos.

Al volver a asumir la administración del ICF, Conte Miller logró, con su equipo de trabajo, que los patólogos presentaran, en 90 días o menos, su informe de autopsias, uno de los estándares solicitados por la acreditación. En la actualidad, esas cifras alcanzan el 94% de cumplimiento.

Solo en el 2020, Ciencias Forenses recibió en exceso 1,063 casos por muerte natural; ese año, los patólogos realizaron 2,334 autopsias, según datos de la agencia. La cifra de referidos de hospitales y médicos aumentó a 1,163 en el 2021.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes