Hay que acelerar la educación con perspectiva de género y reforzar el apoyo a las víctimas de violencia doméstica

Compartir esta noticia:

17 de febrero de 2021. Ante la ola de violencia de género que continúa cobrando vidas en Puerto Rico, Lisdel Flores, directora ejecutiva del albergue para mujeres víctimas de violencia Hogar Ruth, urgió a que se refuercen las medidas de apoyo a las víctimas de violencia doméstica y a que se implante cuanto antes la educación para la equidad con perspectiva de género.

“La violencia de género no se detiene y este año ya nos estremecieron los feminicidios de la mujer policía Brenda Liz Pérez y de la joven Erika Neris Díaz, que fue asesinada a batazos junto a su pareja en un doble asesinato. Ambas fueron asesinadas por sus ex parejas quienes, en un arranque de violencia machista, se resistían a dar por terminada su relación como si ellas fueran su propiedad. Esta semana otra mujer en Mayagüez recibió múltiples balazos y su atacante se suicidó. ¿Tendremos que seguir presenciando estos terribles actos sin que pueda erradicarse el machismo y la violencia de género? Es hora de actuar y prevenir”, planteó Flores.

La directora de Hogar Ruth reclamó al gobierno que se implanten las medidas propuestas por el Comité PARE con sentido de urgencia, incluyendo la educación con perspectiva de género tal como se recomendó desde el inicio. “Hay que educar desde temprana edad sobre equidad de los hombres y mujeres, para evitar la concepción machista de que las mujeres pertenecen a los hombres y pueden controlar sus vidas. También necesitamos campañas educativas para toda la población que refuercen el respeto y el valor de nuestras mujeres”, recalcó.

Igualmente, indicó que se necesita que se agilicen los procesos de denuncia en los tribunales por la Ley 54 de violencia doméstica para que no sean traumáticos, revictimizantes y terminen en desestimarse los cargos como ha ocurrido en el reciente caso contra el boxeador Juanma López. “Tenemos que acompañar a las víctimas en todo el proceso, con sensibilidad y apoyo porque lo que experimentan es un trauma difícil de enfrentar”, comentó Flores.

.

Flores destacó que hay muchos servicios disponibles de apoyo a las víctimas pero deben comenzar por el respaldo de los allegados, familiares y amigos de estas, que muchas veces las juzgan por no entenderlas. “Invito a que el discurso de revictimizar a las victimas lo cambiemos por un discurso de yo te creo, yo te apoyo yo te quiero acompañar, darte la oportunidad de buscar la ayuda que necesitas. Cuando cambiemos ese discurso vamos a comenzar todas y todos a ser gestores de la erradicación de la violencia”, expresó.

La directora de Hogar Ruth añadió que “muchas veces perdemos de perspectiva a los familiares de las víctimas fatales, a sus hijos, a sus padres, a sus amigos, a toda una comunidad afectada por esos asesinatos y la violencia. He escuchado las historias de dolor de tantas mujeres y sus hijas que han llegado a nuestro albergue. Por eso puedo decir que la violencia de género es un mal que nos atañe a todas y a todos y somos responsables no solo de llevar un mensaje que logre erradicarlo sino que no lo toleremos de ninguna manera. Queremos un futuro en que nuestras hijas puedan vivir libres, seguras y felices, sin miedo. Hay alternativas para eso”.

Hogar Ruth, desde 1984, surgió como una iniciativa comunitaria para atender a sobrevivientes de violencia doméstica y sus necesidades de albergue, protección, servicios de apoyo legal y orientación a víctimas de agresión sexual. En el 2021 se atendió a 5,943 sobrevivientes de violencia de género participantes de nuestros distintos programas. Es el único albergue para mujeres con un centro preescolar de educación Montessori para los hijos de las mujeres albergadas en el hogar.

Cualquier mujer que enfrente una situación de violencia o necesite albergue puede llamar a la línea 24/7 de emergencia de los albergues al teléfono 787 489-0022. Pueden comunicarse con Hogar Ruth a los teléfonos 787 792-6596, 787 883-1884 o 787 883-1805.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes