“Golpear a los pensionados es, además de injusto, una mala política fiscal”, asegura el gobernador

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

(16 de mayo de 2019 – La Fortaleza, San Juan) En un mensaje dirigido al Pueblo, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares catalogó como un golpe el recorte propuesto por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a los pensionados del Gobierno de Puerto Rico. 

 

 

 

 

El primer mandatario indicó que el efecto que tendría el recorte propuesto ocasionaría una crisis social con serias repercusiones en el comercio y la economía.

 

 

 

 

 

“Atacar a los más vulnerables, mientras el costo de la vida aumenta, tendría el efecto de provocar que el Gobierno tenga que auxiliar a esa población. No tiene sentido el recorte que propone la Junta. Constituye un ataque a todos en Puerto Rico”, sentenció Rosselló Nevares.

 

 

 

 

 

El gobernados manifestó que las acciones de la JSF, al cambiar y objetar planes fiscales relacionados con acciones que están levantando a Puerto Rico, provocarían la parálisis del Gobierno y, con ello, daño a la Isla.

 

 

 

 

 

“Ahora, que son constatables los signos de recuperación económica, que comenzamos a recibir importantes inversiones del sector privado en nuestra Isla y disminuye la tasa de desempleo en Puerto Rico, la Junta se presenta como un obstáculo en el camino de nuestro Pueblo”, puntualizó el gobernador.

 

 

 

 

 

En su mensaje, Rosselló Nevares convocó a todos los sectores de la sociedad para que se unan a las acciones que se tomarán desde el Gobierno contra los recortes a los pensionados, catalogados por el primer ejecutivo como “una obsesión ideológica, totalmente innecesaria”.

 

 

 

 

 

Asimismo, indicó que acudirá a todos los foros necesarios para demostrar que el golpe es injustificado; y que, además, no descarta ninguna acción en defensa de los pensionados.

 

 

 

 

 

Según expresó, en el Gobierno ya se han logrado economías de $1,400 millones para pagar las pensiones, lo que ha permitido destinar en todos los presupuestos cerca de $2,500 millones para el pago total de cada pensión.

 

 

 

 

 

Rosselló Nevares recordó que “hemos tomado medidas dramáticas y sin precedentes para estabilizar el estado catastrófico en que encontramos las finanzas públicas, evitando el colapso total de la economía en Puerto Rico. Por el contrario, de esa crítica situación, hoy nos encontramos en franca recuperación, según evidencian los principales indicadores que miden el comportamiento de la economía”.

 

 

 

 

 

Actualmente, más de 70,000 retirados reciben $1,000 o menos de pensión; más de 120,000 reciben $2,000 mensuales o menos.

 

 

 

 

“Con la Junta podemos trabajar en un objetivo común: rehabilitar las finanzas del Gobierno y lograr estimular la economía en Puerto Rico. Eso es posible sin tener que imponerle a nuestro Pueblo medidas abusivas que afecten los servicios esenciales y la calidad de vida en nuestra Isla”, concluyó el gobernador.