Gobernador Pierluisi asigna presupuesto millonario en fondos CDBG-DR para resiliencia energética para PyMEs

Compartir esta noticia:

El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre Miranda y el secretario del Departamento de la Vivienda, William Rodríguez Rodríguez, anunciaron la asignación inicial de $30 millones para el programa de incentivos conocido como Apoyo Energético 2.0 dirigido a proporcionar resiliencia energética a pequeñas y medianas empresas (PyMEs).

Este incentivo de Apoyo Energético 2.0, el cual forma parte del Programa de Política Pública Energética (PPPE) del DDEC, estará enfocado en proveer alternativas para reducir los costos de energía dirigido exclusivamente a aquellas empresas que llevan a cabo funciones críticas en caso de ocurrir algún desastre natural y conocidas como: Líneas Vitales Comunitarias(descrito por FEMA) y asistir a las zonas de mayor necesidad económica. Los fondos provienen del Programa para la Fiabilidad y la Resiliencia de la Energía Eléctrica (ER2) de fondos CDBG-DR, otorgados por el Departamento de la Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos para la Optimación del Sistema Eléctrico de Puerto Rico.

“A tono con nuestra política pública de promover el uso de energías renovables y limpias, el Programa de Incentivo de Apoyo Energético 2.0 estará disponible para impulsar el crecimiento de nuestras PyMEs, uno de los motores más importantes de nuestra economía local. Esta segunda ronda de incentivos se enfoca en los tres aspectos del programa inicial que beneficia PyMEs, logra ahorros y promueve el crecimiento de las empresas de esta industria. Además, esta fase busca asistir particularmente a empresas que llevan a cabo funciones críticas o de primera respuesta durante emergencias en zonas de mayor necesidad económica, las cuales son conocidas como Líneas Vitales Comunitarias”, indicó el primer ejecutivo quien mencionó que previamente se asignaron $20 millones al DDEC de fondos ARPA a la primera parte del programa Apoyo Energético para ayudar a más de 800 pequeñas y medianas empresas en la mejora de su resiliencia eléctrica y eficiencia energética, y ya se han completado más de 765 instalaciones hasta la fecha.

El gobernador explicó que el programa fungirá bajo un modelo de PyMEs a PyMEs priorizando que los servicios sean provistos también por pequeños y medianas empresas.  El Programa consiste en 2 fases iniciales.  La Fase I – Registro de Suplidores, en el cual las PyMEs dedicadas a la venta e instalación de sistemas de energía renovable someterán una solicitud en www.desarrollo.pr.gov y de cumplir con todos los requisitos y ser aprobadas por el Programa, se incluirán en el Registro de Suplidores de Apoyo Energético 2. Esta Fase I comienza hoy y ya está publicada La Guía del Programa en el portal electrónico del DDEC. El período para los suplidores someter toda la información que complementa su solicitud finaliza el 3 de mayo de 2024.

En la Fase II, que comenzará el 17 de junio de 2024, el PPPE del DDEC recibirá solicitudes de empresas PyMEs que cualifiquen para obtener el incentivo, para cubrir el 60 por ciento del costo total del proyecto hasta un máximo de $50,000.00. Los proyectos podrán incluir sistemas fotovoltaicos con baterías, baterías para sistemas ya existentes y en buenas condiciones y estaciones de carga para vehículos eléctricos. Cada solicitud se evaluará tomando en cuenta diversos criterios, por ejemplo: si pertenece a una de las Líneas Vitales Comunitarias y a uno de los Códigos NAICS indicados por el Programa, así como la Zona donde ubica el comercio.

En tanto, el secretario del DDEC subrayó que “el Programa de Política Pública Energética está enfocado en la transformación energética de Puerto Rico. Dentro del  objetivo de convertir a la Isla en una jurisdicción competitiva. El DDEC se enfoca en contribuir un sistema eléctrico asequible y de calidad. Apoyo Energético 2.0 será una extraordinaria  oportunidad para que cada día más pequeños y medianos comerciantes inviertan y sean receptores de incentivos para modernizar y atemperar sus fuentes de energía en sus respectivos negocios. En el DDEC ayudamos a las empresas en la transición a energía más limpia y eficiente; al mismo tiempo que logran reducir  sus costos de energía ayudando a la empresa puertorriqueña a ser mas más competitiva. Mediante el incentivo Apoyo Energético 2.0, buscamos lograr ese objetivo, a su vez que buscamos dar prioridad a los suplidores e instaladores locales medianos y pequeños, de esta estrategia nace el slogan de la iniciativa “PyMES to PyMES ”.

Por su parte, el secretario de Vivienda comentó que “los fondos de recuperación continúan asistiendo a miles de puertorriqueños y atendiendo necesidades específicas. El desarrollo económico es parte esencial de este proceso y hoy con entusiasmo anunciamos la unión entre el DDEC y Vivienda para comenzar un nuevo programa en beneficio de los pequeños empresarios y que puedan convertir su negocio en uno resiliente. Continuaremos trabajando arduamente para que cada centavo asignado sea invertido de forma certera en nuestra Isla”.

Por otro lado, la directora interina del PPPE, Viviana Ali Fortuño, aseguró que “este incentivo tiene el objetivo de aliviar los costos de energía de los pequeños y medianos comerciantes y les facilita la continuidad de las operaciones, mediante la integración de sistemas de energía renovable con baterías y cargadores para vehículos eléctricos. Este y otros programas de incentivos disponibles, como el de climatización de hogares (WAP), son de gran ayuda para los sectores que más lo necesitan”.

Cañón Feliciano detalló que, cada solicitud se evaluará tomando en cuenta diversos criterios, tales como la región donde ubica el comercio, los servicios que proveen y la zona de ubicación, entre otros. La funcionaria añadió que, los beneficiarios deben aportar al menos 40 por ciento del costo del proyecto y tendrán hasta un máximo de 6 meses para utilizar el incentivo, entre otros requisitos, exhortando a todo interesado a acceder a la guía del programa, disponible en el portal electrónico del DDEC.

Encaminada la transformación energética

 

Bajo la administración de Pedro Pierluisi se han implementado numerosos proyectos de mejora y reparación en la red eléctrica y plantas generadoras, con una inversión significativa de más de $2,000 millones provenientes de fondos de FEMA. Esto incluye trabajos cruciales en instalaciones como Palo Seco, Costa Sur, Aguirre y San Juan, así como la sustitución de transformadores, líneas de alta tensión, postes y luminarias.

Además, se han encaminado proyectos de energía renovable aprobados por el Negociado de Energía para generar más de 700 megavatios y almacenar 350 megavatios en baterías, junto con iniciativas de microrredes y cogeneración. Se han implementado programas de incentivos con fondos federales para fomentar la instalación de sistemas solares. Actualmente hay más de 110,000 hogares y comerciosinterconectados a la red eléctrica.

“Sin duda, la transformación energética es una prioridad para mí y para toda nuestra gente. Estas medidas son ejemplos de cómo nuestro gobierno está apoyando a nuestras PYMES, que son clave para nuestro desarrollo económico. Exhorto a nuestras pequeñas y medianas empresas del sector energético, así como a las PyMEs que forman parte de las Líneas Vitales Comunitarias, a formar parte de y solicitar el Apoyo Energético 2.0.”, puntualizó Pierluisi.