Gobernador Pierluisi anuncia acreditación de patología del Instituto de Ciencias Forenses

Compartir esta noticia:

2 de mayo de 2022 – El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, anunció hoy que la División de Investigación Médico Legal y Toxicológica del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) logró la acreditación de la National Association of Medical Examiners (NAME) al cumplir con altos y rigurosos estándares de calidad establecidos por la entidad acreditadora.

“Este logro es importante porque es producto de un proceso de mejoras y acciones correctivas que ha liderado la doctora Conte con el apoyo de nuestra administración de hacer los cambios necesarios para asegurar un servicio de excelencia en el Instituto de Ciencias Forenses.  Felicito a la doctora María Conte Miller y a todo el personal que día a día demuestran con su trabajo la misión, la responsabilidad y verticalidad al servicio de nuestro sistema de justicia”, comentó el gobernador quien reiteró su compromiso de otorgar aumentos salariales a todos los empleados de la agencia y a seguir apoyando en el reclutamiento de más patólogos y profesionales especializados.

Pierluisi explicó que, para obtener esa acreditación, el ICF inició un plan correctivo, gerenciado por la directora ejecutiva, que incluyó, entre otras acciones, el cumplimiento con el reporte de autopsias en 90 días, la entrega de cadáveres en menos de 72 horas, la reducción de cuerpos no identificados (John Doe) y el propuesto aumento salarial a todos los empleados de la institución.

Igualmente, la contratación de un patólogo, nuevo equipo para las autopsias y análisis de toxicología, la remodelación de las instalaciones y la sala de autopsias, incluyendo más espacios en las neveras con modernos controles de temperatura. También, desinfección y equipos ergonómicos para los empleados, entre otras gestiones establecidas que superan los $7 millones.

Por su parte, Conte Miller subrayó que junto al equipo del ICF “pusimos en marcha este plan que hoy nos permite volver a tener la acreditación, trabajamos arduamente en las recomendaciones y requisitos de NAME, y finalmente hoy contamos con ella. La acreditación es un reconocimiento al trabajo que realizamos en Ciencias Forenses y una garantía de que las investigaciones que hacemos son confiables y objetivas desde el punto de vista del científico. Además, nos libera de riesgo de no poder acceder a fondos federales que requieren que estemos acreditados. Esta acreditación fortalece la credibilidad y la reputación de la institución ante el sistema de justicia”.

La patóloga forense recordó que desde febrero pasado el ICF comenzó un nuevo protocolo que incluyó el envío de un formulario a los hospitales y médicos para completar la información del paciente. De esta forma, en 24 horas o menos, un patólogo o médico forense toma la decisión de aceptar o no la jurisdicción, según lo que dispone la Ley 135 de 2020 (Ley del Instituto de Ciencias Forenses de Puerto Rico) sobre los casos que deben ser referidos. “Este protocolo fue respaldado por el NAME en su reporte de acreditación”, sostuvo.

En un documento de siete páginas, los inspectores de NAME indicaron que el ICF “ha superado importantes retos y está funcionando a un nivel notablemente alto. Lo que es más importante, está claro que los esfuerzos por mejorar continúan. Elogiamos a la agencia por su trabajo para mejorar la compensación y para retener y reclutar una fuerza de trabajo competente. Esto es fundamental para garantizar que la calidad de su trabajo y los distintos plazos de entrega estén en niveles que proporcionen un buen servicio a los ciudadanos”.

Solo en el 2020, Ciencias Forenses recibió en exceso 1,063 casos por muerte natural; ese año, los patólogos realizaron 2,334 autopsias, según datos de la agencia. La cifra de referidos de hospitales y médicos aumentó a 1,163 en el 2021.

Otra de las iniciativas impulsadas en la administración del gobernador Pierluisi fue la nueva tecnología Rapid DNA, anunciada en septiembre del pasado año. Con esta herramienta el ICF analiza en su laboratorio de ADN en un término máximo de 10 días laborables las pruebas para detectar evidencia genética en casos de agresión sexual, conocidas como safe kits.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes