Ferrer impugnará en los tribunales el Plan Tennessee

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), junto a un grupo de abogados, informó el miércoles, que acudirá al Tribunal a impugnar la constitucionalidad de la Ley “por la Igualdad y Representación Congresional de los Ciudadanos Americanos de Puerto Rico” conocida como el “Plan Tennesse”.

Ferrer Ríos, advirtió que si esta ley no se detiene en los tribunales, será derogada en el año 2021, si el Partido Popular asume el poder. Además, aseguró que cada dólar que se gaste en la implementación de esta ley, tendrá que ser devuelto al erario público, pues la ley en Puerto Rico es clara que no se pueden utilizar fondos públicos para adelantar una ideología política como lo es la estadidad.

“La administración de Ricardo Rosselló, en su fanatismo por lograr la estadidad, aprobaron una ley que es patentemente inconstitucional. Esta Ley permitirá enviar a Washington 7 cabilderos del PNP, pagados con fondos públicos para adelantar la causa estadista. Desde hoy le advertimos que cada dólar que utilicen para politiquear en el Congreso y Casa Blanca, tendrá que ser devuelto al erario. No le vamos a permitir a Rosselló y a Jennifer que continúen destinando los escasos recursos públicos a fanatismo y obstinación por la estadidad”, sentenció Ferrer en conferencia de prensa.

El presidente del PPD hizo referencia a varios casos que establecen la normativa que prohíbe el uso de fondos públicos para fines privados de una campaña política.

Asimismo, Ferrer Ríos hizo un llamado a los puertorriqueños a no participar del plebiscito de este próximo domingo. “El Partido Popular siempre ha defendido la democracia y el ejercicio al voto. Sin embargo, en este momento no podemos prestar nuestro consentimiento y nuestro voto para un proceso que no sirve, que no es vinculante y que solo quiere engañar a nuestro pueblo”.

“En solo cinco meses han presentado legislación aumentando el costo de vida de los puertorriqueños, con más impuestos, menos empleos, el cierre de escuelas, el cierre de la Universidad, reducción en los medicamentos del plan de salud del Gobierno, reducción en las pensiones, y la radicación de una quiebra. Pero hay dinero para sus amigos, para los contratos de la Secretaria de Educación y de Pesquera en la Policía, y para campañas publicitarias a favor de la estadidad”, indicó Ferrer Ríos.