Federales acusan a 24 personas por narcotráfico

Compartir esta noticia:

SAN JUAN (CyberNews) – Un gran jurado federal en el Distrito de Puerto Rico emitió el martes, una acusación formal de siete cargos contra 20 hombres y cuatro mujeres de traficar cocaína en el Distrito de Puerto Rico, a partir de 2017.

“Los arrestos de hoy desmantelan una organización que coordinaba no solo el contrabando internacional de drogas, sino también el movimiento de las ganancias de las drogas, lo cual es esencial para el éxito de estas actividades ilegales”, dijo el fiscal federal W. Stephen Muldrow en conferencia de prensa.

“Continuaremos maximizando nuestros esfuerzos multiagenciales y combinaremos recursos para investigar y enjuiciar a quienes introducen drogas de contrabando en Puerto Rico”, añadió.

La Administración para el Control de Drogas (DEA) supervisa la investigación, con la colaboración de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), el Servicio de Impuestos Internos (IRS), la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), el Negociado de la Policía de Puerto Rico (PRPB), Ponce Policía Municipal y el Departamento de Hacienda de Puerto Rico. El Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos también colaboró durante las detenciones.

Según el documento de acusación, desde 2017 hasta la fecha de la devolución de la acusación, 24 personas conspiraron para poseer con la intención de distribuir cocaína. Los acusados son:

  1. Arthur W. Rodríguez-Sánchez, alias “Drizmali/Chino/Quemao/Templo/Chal/Chal F”
  2. Emmanuel Rodríguez-Rodríguez, alias “Jíbaro”
  3. Smill E. Gómez- De La Cruz, alias “Pampara/Pompera/Pampera/Carlos/Carlitos”
  4. Rubén E. Vidal-Flores
  5. Juan C. Cuevas-Feliz
  6. Yan C. García-Pola
  7. Víctor X. Zorrilla-Mejías
  8. Wilfredo R. Vázquez-López, alias “W/Www”
  9. José A. Aquino-Perales
  10. Alexis Abreu-Cordero, alias “El Viejo/Alexis/Alexis Ozuna-Cordero”
  11. Peter J. Reyes-Suárez
  12. Ángel L. Hernández-Díaz, alias “Coly/Coli/Coli El Fuerte”
  13. Ángel L. Santiago-Rivera
  14. Jorge Rodríguez Flore
  15. Héctor Zayas-Schulze
  16. José Velázquez Madera
  17. Kenneth A. Cruz-Fontánez
  18. Michael Agrinsoni-Mejías,
  19. José M. Hidalgo-Duarte
  20. Jesús H. Vega-Rivera, alias “Gipeta/Jipeta/Millonario 27”
  21. Verónica Questell-Rodríguez
  22. Deyanira Velázquez-Álvarez
  23. Kailyn N. Rivera-Torres
  24. Zuleyka Torres Mejías

Además, 21 acusados están acusados de conspiración para poseer con la intención de distribuir cocaína a bordo de un buque sujeto a la jurisdicción de los Estados Unidos y conspiración para importar cocaína de los países de Colombia, Venezuela y las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Islas, a Puerto Rico.

Los acusados hicieron múltiples viajes entre Puerto Rico y las Islas Vírgenes Británicas y Estadounidenses para transportar narcóticos. Durante sus aventuras de contrabando, los acusados utilizaron dos o tres embarcaciones para distraer a los agentes del orden. Además, reclutaron mujeres de confianza que podrían hacerse pasar por señuelos en los barcos para las fuerzas del orden del distrito. También reclutaron al acusado José A. Aquino-Perales, un oficial de policía de NPPR FURA que actuaba como vigía en Puerto Rico de la organización narcotraficante.

Además de los cargos de narcotráfico, cuatro acusados están acusados de conspiración para lavar instrumentos monetarios, que involucró el producto del tráfico de sustancias controladas.

Los demandados se enfrentan a una acusación de decomiso de los siguientes bienes:

  • Un lote de terreno ubicado en Barrio Calabazas, en Yabucoa
  • Una casa de dos niveles ubicada en la Urbanización Vista de Lago Campo, en Trujillo Alto
  • Propiedad ubicada en Urbanización Villa Del Rey, Sección IV, Lote 12, 4-G, ubicada en Caguas
  • Propiedad ubicada en Sector Coco Barrio Jueyes, en Salinas
  • Seis buques

Si son declarados culpables, los acusados enfrentan una sentencia mínima de 10 años de prisión y una sentencia máxima de cadena perpetua. Un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de sentencia de EE. UU. y otros factores legales.

El Fiscal Federal Auxiliar (AUSA) y Jefe de la Sección de Delincuencia Organizada Transnacional Max Pérez-Bouret; Subjefa de Sección de Delincuencia Organizada Transnacional, AUSA María Montañez-Concepción; y AUSA Jorge L. Matos están a cargo de la acusación del caso.

Este enjuiciamiento es parte de una investigación de las Fuerzas Especiales de Control de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF, por sus siglas en inglés). OCDETF identifica, interrumpe y desmantela a los narcotraficantes, lavadores de dinero, pandillas y organizaciones criminales transnacionales de más alto nivel que amenazan a los Estados Unidos mediante el uso de un enfoque de múltiples agencias dirigido por fiscales e impulsado por inteligencia que aprovecha las fortalezas de los organismos federales, organismos estatales y locales encargados de hacer cumplir la ley contra las redes criminales.

Una acusación es simplemente una acusación y se presume que todos los acusados son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de toda duda razonable en un tribunal de justicia.