FBI entrevistó a Rosselló Nevares sobre el chat y la extorsión en el 2020

Compartir esta noticia:

Por Luis J. Valentín Ortiz | Centro de Periodismo Investigativo

 

CPI – Un testimonio que no desfiló en corte durante el juicio criminal contra el productor Sixto Jorge Díaz Colón es el del exgobernador Ricardo Rosselló Nevares, quien dio una versión de los hechos al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) distinta a la ofrecida en corte por su exsecretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira Zayas.

 

Un documento del FBI resume esta entrevista realizada el 4 de diciembre del 2020, el cual figura en los expedientes de la defensa y la fiscalía, fue revelado al Centro de Periodismo Investigativo (CPI) por una fuente que pidió anonimato para evitar represalias. Es la primera vez que sale a relucir que el exmandatario fue entrevistado por las autoridades federales con relación a las 889 páginas del chat de Telegram y la posterior acusación contra Sixto George por tentativa de extorsión, extorsión y alteración de evidencia.

 

Según el informe, Rosselló Nevares participó de manera voluntaria y en calidad de testigo. Fue apercibido de que mentir a un agente del FBI constituye un delito.

 

La versión de Rosselló Nevares recogida en el informe contradice la que ha ofrecido Maceira Zayas, testigo estrella de la fiscalía. Por ejemplo, aunque pensaba que Sixto George era capaz de hacerlo, Rosselló Nevares negó durante la entrevista con el FBI, haber sido víctima de extorsión o conocer de la intención de extorsión por parte del productor.

 

En enero del 2021, Sixto George fue acusado a nivel federal por alegadamente pedir $300,000 y la renovación de dos contratos con el Gobierno, a cambio de evitar que se revelaran mensajes de Telegram que eran dañinos a la administración Rosselló Nevares, según la acusación federal.

 

La semana pasada, Maceira Zayas aseguró bajo juramento en corte que fue el propio Rosselló Nevares quien le recomendó acudir a las autoridades y denunciar la alegada extorsión. Esto habría ocurrido a finales de junio del 2019. Maceira Zayas narró cómo le dijo en aquel entonces a su jefe que pensaba que el productor lo había “tratado” de extorsionar, a lo que Rosselló Nevares le habría contestado: “¿Trataron? ¡Eso es una extorsión!”.

 

Pero Rosselló Nevares dijo al FBI que desconocía de algún intento de extorsión de parte de Sixto George cuando fue entrevistado por los federales mediante videoconferencia a finales de 2020.

 

“ROSSELLÓ no estaba consciente de ninguna extorsión que SIXTO hubiera hecho a cambio de dinero a alguien en su equipo”, lee el informe de la entrevista realizada a Rosselló Nevares. Luego añade que “ROSSELLÓ repitió que él no dudaría que una extorsión pudiera venir de SIXTO, pero especificó que nunca había sido extorsionado por SIXTO”.

 

Al ser cuestionado por la inconsistencia de su testimonio con el de Rosselló, Maceira dijo al CPI que desconoce “lo que haya podido decir o no el gobernador Ricardo Rosselló”. Se reafirmó en que, según declaró en corte, “en varias ocasiones hablé con Rosselló sobre esto, incluyendo el acudir a las autoridades y a Héctor Pesquera”. Este último era exagente del FBI y en ese momento ya había renunciado como director del Departamento de Seguridad Pública cuando alegadamente actuó como intermediario entre Maceira y las autoridades federales.

 

“Además, el mismo Rosselló públicamente reconoció así saberlo en un post de FB donde hizo referencia a no haber accedido a la extorsión”, añadió Maceira en referencia a una publicación de Rosselló Nevares en marzo de 2021 donde dice que la acusación contra Sixto George “demuestra que no accedimos a la extorsión”. Rosselló Nevares publicó este mensaje posterior al arresto de Sixto George el 27 de enero, y casi tres meses después de ser entrevistado por las autoridades federales.

 

Pero cuando fue entrevistado, Rosselló Nevares afirmó que desconocía si Maceira y Sixto George hablaban en los días antes y después de la publicación del chat de Telegram. También dijo que estaba bajo la impresión de que Maceira no tenía una buena relación con Sixto George, pero que Maceira no le había dicho nada directamente sobre esto, añade el informe realizado por Juan Carlos López, agente del FBI y testigo en el caso contra Sixto George.

 

El CPI pidió una reacción a Rosselló Nevares, pero no había contestado al cierre de esta edición.

 

Durante la entrevista con el FBI, Rosselló Nevares estuvo acompañado por su abogado Jim Hibey de Steptoe & Johnson, un bufete con oficinas en Washington D.C., donde trabaja el exgobernador Luis Fortuño.

 

La relación entre Rosselló Nevares y Sixto George

En lo que es uno de sus pocos recuentos sobre lo transcurrido en el Verano del 2019 dentro del Gobierno, Rosselló Nevares narró a las autoridades federales sus últimos días en La Fortaleza.

 

Primero relató cómo regresó de sus vacaciones en Europa luego del arresto de la directora de ASES, Angie Ávila, y la exsecretaria de Educación, Julia Keleher. Rosselló Nevares dijo que esta fue la razón principal por la cual decidió regresar a Puerto Rico y no la publicación del chat de Telegram, según el informe del FBI.

 

A su regreso, Rosselló Nevares sostuvo una conferencia de prensa, luego de la cual supo que el chat sería un problema “porque estaba tomándose completamente fuera de contexto”, dijo el exgobernador según el informe.

 

Sobre el chat revelado el 13 de julio por el CPI, el informe dice que Rosselló Nevares lo describió como el “War Room chat”, pero dijo que no recordaba quién lo había creado, ni quiénes eran los administradores. Mencionó que era costumbre en su administración crear chats en Telegram para cada asunto o problema, según el informe.

 

Tras la publicación del chat, Rosselló Nevares dijo que alguien cercano a él, pero que aseguró no recordar, le habría recomendado el programa de Nación Z, entonces producido por el acusado Sixto George, para dar su versión de los hechos. “Rosselló fue informado por alguien (no pudo recordar quién), que Nación Z iba a tratarlo bien y que los panelistas no serían fuertes con él”, dice el informe.

 

El 15 de julio, Rosselló Nevares participó de una entrevista en Nación Z, donde pidió disculpas por su participación en el chat.

 

Las protestas exigiendo su renuncia crecían con el paso de los días, así que Rosselló Nevares decidió contratar una compañía para hacer control de daños (“damage control”), según el informe. Nuevamente, Sixto George tenía una solución.

 

La estrategia propuesta verbalmente por el productor a Rosselló Nevares era la siguiente: un espacio en los medios para Rosselló Nevares; personalidades en los medios que hablarán a favor de él; y organizar una marcha a favor del ex gobernador.

 

Aunque mencionó que fue verbal, luego Rosselló Nevares menciona que pidió a su comité político, en el que estaban Javier Oyola y Raymond Cruz, revisar la propuesta de Bee Global Media, una compañía propiedad de Sixto George. El documento no explica cuál exactamente fue la propuesta que la campaña evaluó.

 

En el juicio trascendió que el comité de campaña de Rosselló Nevares realizó el 17 y 23 de julio de 2019, dos pagos de $90,000 a D.R. Consulting Corp., otra compañía ligada a Sixto George, y no a Bee Global Media, que según Rosselló Nevares fue la compañía del acusado que le presentó una propuesta.

 

Como sacado de una película, Rosselló Nevares recordó una reunión que sostuvo días antes de su renuncia en su vehículo con Sixto George, en Dorado. Allí también estaban Luis Otero, quien figura como vicepresidente de Bee Media, y Félix Plaud, contratista del Gobierno, exlíder de la juventud estadista en la universidad y socio de Sixto George, según trascendió durante el juicio.

 

Otero confirmó este encuentro en entrevista con el CPI. Recordó que se reunió con Rosselló Nevares, Plaud y Sixto George en al menos dos ocasiones. Según él, discutieron estrategias para manejar la situación y dijo que sugirió activar una mesa multisectorial. “No me hizo caso”, dijo Otero, quien aseguró que nunca estuvo bajo contrato, sino que acompañó a Sixto George como parte del contrato entre el productor y Rosselló Nevares.

 

El CPI intentó contactar a Plaud pero no tuvo éxito.

 

Sobre el encuentro en Dorado, Rosselló Nevares dijo que Sixto George le explicó cómo podía ayudarlo y que tanto Plaúd como Sixto George le relataron lo que él consideró “teorías de conspiración” sobre la divulgación del chat de Telegram, como por ejemplo, que Thomas Rivera Schatz estaba tras la revelación de los mensajes electrónicos y se los había filtrado a personas “del partido de oposición” para que los divulgaran.

 

En distintos momentos de la entrevista, Rosselló Nevares menciona que había varios funcionarios de su administración cercanos a Sixto George. Aunque dijo que el exsecretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés, y la exsecretaria de Prensa, Denisse Pérez, eran los funcionarios que mantenían relación con el productor, Rosselló Nevares identificó a Maceira como la persona que tuvo más comunicación con Sixto George.

 

Pérez dijo al CPI que sus interacciones con el productor ocurrían de manera ordinaria debido a sus funciones como secretaria de Prensa. Aseguró que la entrevista del 15 de julio en Nación Z fue coordinada por Rosselló Nevares, algo que le pareció “una mala idea”, añadió Pérez.

 

En su narración, Rosselló Nevares también identificó a su esposa Beatriz Rosselló Areizaga como la persona que lideraba (“ran the ball”) muchas de las interacciones que tenía el Gobernador con la prensa. La exprimera dama coordinaba almuerzos y reuniones con “miembros de la prensa”, además de tener un rol activo en el manejo de los medios de parte de la administración Rosselló Nevares, añade el informe del FBI.

 

Durante su testimonio en el juicio, Maceira dijo que ambos, Rosselló Nevares y su esposa, le dijeron que se reuniera con Sixto George luego de la publicación del chat.

 

Según el informe, el exmandatario consideró que el trabajo de manejo de crisis de Sixto George no fue efectivo, a pesar de los pagos realizados por su comité de campaña. Rosselló Nevares dijo que desautorizó pagos adicionales a Sixto George.

 

Después del Verano del 2019, Rosselló Nevares admitió que mantenía comunicación con Sixto George, a pesar de haber indicado que no estaba conforme con sus servicios. La última conversación con él había sido por mensajes de texto, una semana antes de su entrevista con los federales en diciembre de 2020, recordó Rosselló Nevares. El informe dice que ambos se comunicaban por correos electrónicos, mensajes de texto y Telegram.

 

En otra contradicción, el exmandatario dijo que, previo a la entrevista con los federales, buscó en su teléfono mensajes con el productor desde el Verano de 2019, pero que no encontró nada, según el informe.

 

Al momento de la entrevista, Rosselló Nevares dijo que tenía un contrato con Sixto George, quien ofreció trabajar un libro o documental sobre el Verano del 2019. “Rosselló firmó un contrato con Sixto que estipuló que los pagos monetarios a Sixto se basaría en resultados. Rosselló se describió como alguien enfocado en los resultados. Rosselló no había pagado a Sixto dinero porque no tenía los medios para hacerlo”, dice el informe.

 

¿Por qué Rosselló Nevares mantuvo una relación con Sixto George a pesar de lo que ocurrió en el 2019? El exmandatario dijo que la respuesta era simple: Sixto George era la única persona que había manifestado su deseo de ayudarlo.

 

“Rosselló estuvo de acuerdo en que su experiencia con Sixto no había sido la mejor, y que Sixto no había sido efectivo cuando más lo necesitaba, pero era la única persona que se había ofrecido a ayudarlo”, lee el informe.

 

Durante el juicio, el abogado de Sixto George, Rafael Castro Lang, aseguró que su cliente era amigo de la pareja y que intentó advertirles sobre la filtración del chat.

 

En su testimonio al FBI, Rosselló Nevares habló sobre cómo interactuaba con Sixto George desde al menos el 2014, cuando producía el programa de radio de Jorge Pabón “El Molusco” y Angelique Burgos, “La Burbu”, al cual fue invitado “dos o tres veces” en medio de las primarias contra Pedro Pierluisi.

 

Una vez en La Fortaleza, funcionarios del gabinete de Rosselló Nevares iban frecuentemente a Nación Z para hablar positivamente de su administración, según el informe.

 

¿Quién mintió sobre el despido de Maldonado Gautier y la renuncia de Teresita Fuentes?

Según Rosselló Nevares, fueron unas vacaciones tomadas sin avisar en junio de 2019, la poca disponibilidad y ausencias a reuniones de equipo, y desacuerdos sobre el presupuesto del Gobierno, lo que lo llevaron a pedirle la renuncia al entonces principal oficial financiero del Gobierno, Raúl Maldonado Gauitier, según su testimonio.

 

Esto contradice el testimonio de Maceira, quien dijo que el despido de Maldonado se debió a que las expresiones en radio sobre la existencia de una “mafia institucional” en el Gobierno, era un acto que confirmaba la alegada extorsión.

 

Rosselló Nevares dijo que, tras pedirle la renuncia, Maldonado Gautier le dijo por medio de mensajes de texto que había recibido amenazas de muerte, pero el exgobernador dijo desconocer a qué se refería y que era la primera vez que el funcionario mencionaba esto.

 

El 2019 comenzó difícil para Maldonado Gautier, recordó Rosselló Nevares. Mencionó la investigación sobre los contratos que tenía el hijo de Maldonado, Raulie, y que, según Rosselló Nevares, él ordenó cancelar por alegadamente tener una política pública en contra de las contrataciones a familiares.

 

También recordó los desacuerdos entre Maldonado Gautier y la exsecretaria de Hacienda, Teresita Fuentes, algo que supuestamente sorprendió a Rosselló Nevares ya que había sido Maldonado Gautier quien recomendó que fuera ella quien asumiera el cargo, según el informe. Según el  informe, Rosselló Nevares habría pedido la renuncia de Fuentes por desacuerdos sobre el tema de impuestos a las compañías foráneas.

 

A preguntas del CPI, Fuentes dijo desconocer de dónde salía esa historia y que no tenía ningún recuerdo de haber discutido el asunto con Rosselló Nevares. “Vamos a empezar por aclarar que Rosselló a mí no me pidió la renuncia. Yo fui a renunciar. Eso es lo primero. Y los temas contributivos no tuvieron que ver nada con eso. Absolutamente nada”, dijo Fuentes.