Exvicealcaldesa de Guaynabo defiende su rol en adjudicación de contrato a empresa que culminó con el arresto de Ángel Pérez Otero

Compartir esta noticia:

SAN JUAN (CyberNews)- La exvicealcaldesa de Guaynabo, Mariela Vallines Fernández dijo el miércoles que en ningún momento fue entrevistada por un Gran Jurado federal para que explicara el proceso que se siguió para otorgarle un contrato a la empresa Island Builders, vinculada al desaforado abogado, Oscar Santamaría Torres. Santamaría Torres hizo alegato de culpabilidad por delitos de corrupción pública.

“A mi nadie me ha preguntado, nadie me ha entrevistado, la primera vez que hablo públicamente del tema es ahora”, dijo Vallines Fernández a preguntas de la prensa.

 

Vallines Fernández rechazó que haya presenciado o estuviera al tanto de un encuentro en el cual se ofreciera dinero a cambio de contratos por parte del entonces alcalde Ángel Pérez Otero.

“Bajo ninguna circunstancia y si hubiera estado presente, puedes estar seguro que hubiera hecho las acusaciones o las querellas correspondientes”, expresó.

A preguntas de porqué el entonces alcalde Pérez Otero no firmaba contratos, contestó que entiende que la función era delegada en ella, para bajar la carga de trabajo que el entonces alcalde tenía.

“Pero quiero ser clara y aprovecho esta oportunidad para aclarar que el contrato que se firmó no tiene ningún tipo de señalamientos. Si hubo unos acuerdos distintos, yo no puedo responder por eso”, sostuvo.

Vallines Fernández explicó el rol que tuvo en el proceso para que la empresa Island Builders lograra un contrato para trabajos de construcción en el municipio.

“Como vicealcaldesa de Guaynabo, el alcalde Ángel Pérez había delegado en mí la función de firmar los contratos. Si ustedes van a los registros de la pagina del Contralor, probablemente encuentren que el 99 por ciento de los contratos que surgieron durante mi incumbencia los firmé yo.

En cuanto al contrato de Island Builders, te puedo aclarar, que el contrato del que estamos hablando surge a consecuencia de una subasta que fue publicada por el Municipio de Guaynabo, para hacer un trabajo de asfalto en los caminos del barrio Rio. Esa subasta fue declarada lo que se llama una subasta desierta, lo que quiere decir que ninguna compañía acudió a presentar propuestas.

Cuando eso sucede, el Código Municipal establece cual es el mecanismo a seguir y es ir a la Legislatura Municipal, para que la Legislatura mediante Resolución autorice al alcalde a solicitar propuestas a los proponentes que estén interesados en llevar el trabajo. Ese proceso se hizo, la Legislatura Municipal autorizó al señor alcalde a solicitar propuestas a los proponentes que estén interesados para en efecto, llevar a cabo el trabajo.

Ese proceso se hizo, la Legislatura Municipal autorizó al señor alcalde a solicitar propuestas y esto fue delegado al director del Departamento de Obras Públicas (Wilfredo Martínez Vázquez ) que es la dependencia que estaba a cargo del trabajo que se quería contratar.

Se hicieron las solicitudes de propuesta, compareció la compañía Island Builders y presentaron una propuesta del alrededor de ochocientos tantos mil dólares. También compareció la compañía CPE Constructions por 1.2 millones de dólares, lo que es una diferencia sustancial entre una propuesta y la otra. El director de Obras Públicas hace la recomendación de que fuera Island Builders, porque era la propuesta mas baja. El director de Finanzas (Edwin Reyes González) certificó que fuera así y que se cumplió con el proceso. Una vez todo esto ocurre, se me hace una petición formal de que se proceda con la preparación del contrato. Yo doy el visto bueno, entendiendo que todos los trámites se habían cumplido, instruyo a la División Legal a preparar el contrato. El contrato fue preparado por uno de los abogados de la División Legal, quien certifica que el procedimiento fue el correcto. De igual manera, está certificado por el director de la División Legal.

Y cuando toda esa documentación llega debidamente certificada y que se han cumplido con todos los trámites, yo también soy abogada y no suelo delegar mi responsabilidad a terceros. Yo también hago mis diligencias de asegurarme de que las cosas estén bien hechas y procedo con la firma del contrato”, explicó Vallines Fernández.

Al culminar sus expresiones, Vallines Fernández salió llorando del salón 104 del Centro de Convenciones, donde se celebraba una conferencia de prensa.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes