Designada procuradora de la Mujer alega no tiene señalamientos del Contralor

Compartir esta noticia:

EL CAPITOLIO (CyberNews) – La designada procuradora de las Mujeres, Vilmarie Rivera Sierra aseguró el jueves durante vistas públicas de la Comisión senatorial de Nombramientos, que evalúa su designación, que no tiene señalamientos emitidos por la Oficina del Contralor durante su gestión como administradora del Hogar Nueva Mujer Santa María entre el 2005 y 2016 y que las situaciones fueron corregidas.

“Número uno, aclarar que todos esos señalamientos fueron atendidos. En cada uno de esos señalamientos, por esos aproximados diez años que usted nos acaba de indicar, fueron atendidos, se sometieron planes de acción correctivos, fueron recibidos, se sometieron reglamentos, se sometieron enmiendas a documentación, a procedimientos, y fueron acogidos cada uno de ellos por la Oficina de la Procuradora de las Mujeres”, dijo Rivera Sierra en vistas públicas.

“No hubo ni un solo señalamiento que quedara abierto. Ni uno. No hubo ni un solo señalamiento a nivel fiscal del uso de los fondos. Yo estoy segura de que en el caso específico de la Procuradora a mí no se me hicieron señalamientos de índole fiscal. Cada uno fue atendido, cada uno se respondió. Tenemos la evidencia o teníamos la evidencia, debe estar en el Hogar Nueva Mujer”, añadió.

Rivera Schatz solicitó a la comisión para que se incluyan los informes del Contralor como parte del expediente legislativo.

“A mí me gustaría que, ya que usted no recuerda en esta vista pública, revise los documentos o le pida ayuda a la dirección del Hogar para que nos documente y nos acredite de manera certera si hubo o no devolución de fondos y quiero pedirle al señor presidente de la Comisión (José Luis Dalmau Santiago) que todos y cada uno de esos informes de auditoría formen parte de la Comisión de Nombramientos”, expuso Rivera Schatz durante su turno de preguntas.

Asimismo, como parte del requerimiento, Rivera Schatz solicitó además que se certifique si el Hogar Nueva Mujer devolvió fondos otorgados durante ese período donde Rivera Sierra administraba el hogar.

“Yo tenía una serie de preguntas sobre su manera de pensar en la ejecución de la oficina, lo que eran las prioridades de la agencia. En su ponencia, que tiene 20 páginas prácticamente, me contestó todas las preguntas…Una ponencia muy buena, [que] recoge muchas áreas de la experiencia que ella tiene en las diferentes áreas de administración. Por lo que ella dice ahí, la oficina no estaba operando como debería, es una crítica a la ejecución del gobierno, aceptando que la oficina no estaba cumpliendo con su misión y deber, y en una serie de áreas que a ella le gustaría enmendar y sugerir que se hagan”, destacó en un aparte Dalmau Santiago.

Como parte de la audiencia, Rivera Sierra explicó cuál es su compromiso de trabajo con la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM). “La OPM es un organismo que debe ser un faro de esperanza para que las mujeres del país sientan que cuentan con una estructura que tiene la capacidad de continuar con su trabajo de fiscalización, de creación de alianzas, de fortalecimiento de las organizaciones, de desarrollo de políticas públicas que van más allá del tema de violencia doméstica y que en su lugar tendrán un espacio en el que se trabaja diariamente para adelantar la equidad erradicar la violencia de género”, sostuvo la designada, quien tiene una maestría en educación y lleva dos meses como Procuradora interina.

En el plano profesional, Rivera Sierra indicó que hace casi dos décadas se inició dentro del campo del trabajo con las mujeres, como Directora Ejecutiva del Hogar Nueva Mujer Santa María de la Merced. “Conscientes del impacto nefasto de la violencia doméstica en la familia puertorriqueña, este grupo de mujeres y hombres iniciaron un proyecto para albergar a aquellas mujeres e hijos cuyas vidas peligraran”, señaló en su ponencia.

La nominada dijo que propone un nuevo enfoque de trabajo para la Procuraduría dividido en los temas de administración, educación, prevención y formación, academias digitales, fiscalización, estudios e investigaciones, alianzas estratégicas y proyectos especiales. A la vez, repasó el trabajo en estos dos meses al frente de la OPM.

Mencionó, entre otros, la aprobación de la Oficina de Gerencia y Presupuesto del nuevo organigrama institucional; someter al Gobernador su recomendación de las siete personas que reúnen los requisitos para ser nombradas como integrantes del Consejo Consultivo de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres que ha estado inoperante desde 2012 y firmar un acuerdo colaborativo con el Departamento de la Familia para el adiestramiento de profesionales del trabajo social de ADSEF en temas relacionados a violencia de género y aspectos psicosociales. 

En su turno, la senadora del distrito de Guayama, Gretchen Hau preguntó qué prioridades inmediatas tiene con la OPM para combatir la violencia de género. Rivera dijo que “para erradicar la violencia de género tenemos que educar en todos los niveles”. Añadió la necesidad de fiscalizar los programas de las personas agresoras y trabajar con el desarrollo económico de la mujer.

A preguntas de la senadora sobre los fondos federales en la OPM, la designada señaló que la OPM no tenía una estructura para allegar fondos federales y lo están haciendo ahora. “Hemos identificado cinco propuestas a nivel federal. Los recursos nunca van a ser suficientes, pero a través de esta oficina y con acuerdos pertinentes lo podemos lograr”, sostuvo.

Por su parte, la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, pidió explicaciones a Rivera Sierra sobre la monitoria que tuvo lugar en el Hogar Nueva Mujer Santa María. La funcionaria respondió que los procesos de monitoria son rutinarios. Explicó que no hubo señalamientos referentes al uso de fondos. Detalló que fueron asuntos administrativos y cada uno de los señalamientos fueron corregidos. Indicó que recibieron carta de la OPM indicando que se había cumplido con las acciones correctivas señaladas.

En su turno, la senadora del Movimiento Victoria Ciudadana, Ana Irma Rivera Lassén, dijo a la designada “me parece que usted cumple con todos los requisitos que cumple la ley”. Igualmente, en respuesta a la senadora sobre la fiscalización, Rivera Sierra expresó que la OPM tiene poderes fiscalizadores y la principal responsabilidad. “Me propongo fortalecer esa estructura y que las mujeres sientan esa tranquilidad que, si se violenta alguno de sus derechos, nosotros vamos a ayudarles en ese proceso”. 

De otra parte, la designada mencionó que lOPM actualmente cuenta con un total de 44 empleadas y empleados para llevar a cabo estas funciones. De este total, solamente tenemos 18 empleados de carrera, de los cuales hay dos personas en licencia sin sueldo. Además, hay 19 personas con nombramientos transitorios y siete personas de confianza. La OPM tiene un presupuesto para el año 2022-2023 de 4,304,000 dólares del fondo general.