Denuncian alegada violación de derechos civiles en manifestación en Hato Rey

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

SAN JUAN (CyberNews) – Un individuo que alega haber participado en una manifestación la tarde del martes en Hato Rey en la que cuatro individuos fueron detenidos y uno fue atropellado, denunció el miércoles alegadas violaciones de derechos civiles en medio de un incidente que se suscitó durante la movilización.

“Estamos ante un escenario de violaciones serias de ley y orden, de derechos civiles, derechos humanos, violaciones a protocolos técnicos establecidos de la Policía y violaciones que rayan en prácticas de necro políticas (políticas de muerte) hacia manifestantes, además de secuestros, apropiaciones ilegales, chantaje, espionaje, persecución política, que todas rayan en crímenes posibles de lezza humanidad”, alegó en declaraciones escritas José García Oquendo, quien se identificó como trabajador social y activista de los derechos humanos.

“Es por ello que como activista, trabajador social, escritor; hago un llamado a Amnistía Internacional, Comisión de Derechos Civiles, American Civil Liberties Union, Colegio de Abogados, Colegio de Profesionales del Trabajo Social, Asociación de Psicología y a toda organización de la sociedad civil a reunirnos para comenzar un observatorio de violaciones de derechos humanos, civiles y estatus de ley por parte de las instituciones públicas y privadas del país”, añadió.

Según indicó, la manifestación, llamada “Se acabaron las Promesas” inició cerca de las 4:30 de la tarde del martes en los predios del edificio donde se reúne la Junta de Control Fiscal (JCF) en Hato Rey. Un grupo de ciudadanos demostraron un descontento con las medidas de la Junta, el gobierno y la Legislatura tanto en plano estatal, como federal, cuando “fueron atacados por agentes”, según alegaron.

No obstante, en un informe policiaco, la Uniformada indicó que cuatro individuos fueron arrestados y que dos de los sujetos fueron detenidos luego que impactaran un vehículo oficial de la Policía en un auto que era intervenido por un supuesto marbete falso. No obstante, no ofrecieron detalles sobre el individuo atropellado.

“La Policía no me dio una vez, me dio varias veces desde antes que hiciera su formación, por solo grabar para verificar quién tenía placas e identificaciones necesarias, según estipulado en ley. El agente Cortés a eso de las 5:13 de la tarde me comienza a dar con el rotén (macana)”, alegó García Oquendo.

“Ya en la retirada de los ciudadanos de la manifestación; recibieron golpes, intentos de asesinato, amenazas a su integridad física, danos y contusiones de primer grado”, agregó.

Asimismo, denunció que el poeta Alejandro Medina; supuestamente fue golpeado por un camión remolcador de la Policía de Puerto Rico. Medina sufrió contusiones en su cabeza y el abdomen y alegaron que fue pillado por la mitad de una goma del “truck”. El individuo fue llevado al Centro Médico de Río Piedras, donde, según alegó, se le negó información a familiares y amigos sobre la condición del paciente. Alegó además que supuestamente fue amenazado por un sargento de la Policía que le acompañaba.

“En el proceso a una persona adiestrada para primeros auxilios, Eloísa Gerena Candalf, se le fue restringida su ejecución práctica para con el paciente Medina, que ya estando mal herido en el suelo, fue nuevamente golpeado. Se le negó compañía en la ambulancia de camino al hospital. Todo esto en clara violaciones a derechos civiles del paciente, del ciudadano y del ser humano en su integridad completa”, alegó García Oquendo.

De otra parte, en cuanto a Scott Barbes, García alegó que lo golpearon en el suelo una vez ya inmovilizado. Asimismo, alegaron que a Rafael Trujillo le provocaron una contusión en su frente por un golpe en el suelo ya una vez estaba quieto y arrestado.

“Damián Hernández, el conductor del auto confiscado por la Policía, fue detenido por un agente que le exigió su identificación, que tiraron en su rostro y acto seguido abrieron la puerta; lo arrastraron fuera del vehículo; que estaba en ‘drive’ y chocó con un vehículo oficial de la Policía. Aquí vemos la posibilidad de la creación de casos, práctica ilícita repetida por el escuadrón ilegal que comanda Iván Bahr”, alegó.

Por otro lado, dijeron que Carlos Alicea y Trujillo fueron arrestados sin fuerza, porque “se entregaron ante el gesto violento de la Policía”. Solo Trujillo fue agredido en el suelo.