Denis Márquez arremete contra propuestas energéticas JCF

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

EL CAPITOLIO (CyberNews) – El portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en la Cámara de Representantes, Denis Márquez Lebrón, arremetió contra la determinación del coordinador de Revitalización de la Junta de Control Fiscal (JCF) de poner en marcha el proceso para impulsar cuatro proyectos energéticos.

Esto, porque a su juicio, de ser aprobados estos proyectos sentarán un precedente nefasto para el futuro energético del país.

“Hemos advertido desde el día uno sobre las monstruosidades que haría la JCF y estas cuatro propuestas energéticas son una de ellas pues incluyen volver a instalar en lugares sensibles desde el punto de vista ecológico los controvertibles molinos para generar energía eólica (del viento), a sabiendas de que los instalados en la zona este del país no resistieron los vientos huracanados de María y, que los instalados en Santa Isabel, no generan la electricidad proyectada con el agravante de que se sacrificaron terrenos agrícolas de gran valor. Proponen, además, añadir capacidad generatriz a las ya obsoletas centrales termoeléctricas de la AEE, condenándonos durante muchas décadas adicionales a la quema de combustibles fósiles”, alegó Márquez Lebrón en un comunicado.

Alegó que Zamot lo que busca es reproducir en Puerto Rico la visión republicana, al estilo Donald Trump, que pretende perpetuar la dependencia en los combustibles fósiles e introducir tecnologías que han sido descartadas por la comunidad científica, tanto en el país como a nivel internacional. Asimismo, dijo que hace dos meses Zamot compareció ante el Congreso de Estados Unidos para defender el proyecto de incineración de basura Energy Answers que ha sido abiertamente rechazado en este país.

“Tal parece que los miembros de la JCF piensan que este pueblo se chupa el dedo y que no se da cuenta de que todas esas iniciativas, diz que estratégicas, son parte de un esquema para favorecer a empresas que buscan llevarse una tajada de los 1,500 millones de dólares que se calcula que costarían estos proyectos, y disfrutar durante muchos años de una fuente millonaria de ingresos, a costa de lo que debería ser la planificación adecuada de los recursos energéticos de Puerto Rico”, expresó el legislador por acumulación.

El representante indicó que desde su oficina legislativa se organizó hace varias semanas un foro en el que participaron expertos del país en potencia eléctrica, todos doctorados en ingeniería eléctrica y catedráticos del Recinto de Mayagüez de la UPR, cuyas presentaciones delinearon un mapa radicalmente opuesto a lo que el coordinador de la JCF propone que se apruebe.

De igual forma, mencionó su Resolución de la Cámara 563 -radicada en octubre del año pasado sin que se haya atendido- para ordenar a la Cámara de Representantes a realizar una investigación sobre el enfoque de política pública energética que debe adoptar Puerto Rico a la luz de los hallazgos de dichas investigaciones recientes en el RUM y con el propósito de orientar técnica y científicamente el proceso de planificación de la producción energética y de asesorar a las agencias y corporaciones públicas concernidas sobre dicho proceso de planificación.

“Vamos a exigirle al gobierno de Puerto Rico, con la contundencia que ello merece, que se dejen de traer ideas que no se ajustan a la realidad ambiental y energética de Puerto Rico. Desde el PIP continuaremos insistiendo en un enfoque dirigido a utilizar al máximo las fuentes renovables aceptables por los científicos, profesionales del tema, comunidades y defensores del medio ambiente cuya base es la descentralización, la creación de microredes, la eficiencia en la generación, transmisión y distribución y el uso intensivo de la energía solar como fuente verdaderamente estratégica, tanto para el sector gubernamental como para el sector privado y para nuestras comunidades”, dijo el portavoz del PIP en la Cámara, al referirse a los hallazgos de los catedráticos del RUM que presentaron al país sus propuestas en el foro celebrado a fines del año pasado.

Culminó invitando a todos los sectores del país a combatir la existencia de la JCF y a oponerse a los proyectos propuestos para defender el derecho de los puertorriqueños a articular un futuro energético autónomo y en el que se lleve a cabo un ejercicio verdaderamente democrático de partcipación ciudadana a la hora de diseñar.