Consejos para que niños con Desorden de Procesamiento Sensorial disfruten la festividad de Halloween

Compartir esta noticia:

Por: Anette Quiñones Miranda MPH, OTL

Terapeuta Ocupacional y Presidenta CPTOPR

Para muchos niños y niñas la celebración de Halloween es esperada y suelen disfrutar y divertirse disfrazándose y pidiendo golosinas con sus amigos y su familia. En cambio, para los niños que padecen del Desorden de Procesamiento Sensorial, estas actividades pueden ser amenazantes para ellos. Al contrario de disfrutarlas, pueden ser estresantes y difícil de manejar por la carga sensorial que implica.

El desorden de Procesamiento Sensorial se caracteriza por la inhabilidad del cerebro en organizar, interpretar y responder a estímulos sensoriales como la vista, audición, olfato, gusto, tacto y la percepción de movimiento y posición del cuerpo.

Agraciadamente, existen formas de integrar a los niños a estas actividades sociales con el propósito que puedan disfrutarlas y manejar la carga sensorial que reciben durante la actividad.

El Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional de Puerto Rico (CPTOPR) presenta las siguientes recomendaciones que niños con retos sensoriales puedan disfrutar la festividad de Halloween:

  1. Asegúrese que su niño desea participar de las actividades propias de la festividad como disfrazarse o ir a alguna fiesta. Nunca obligue a su niño a participar o a vestir un disfraz.
  2. Hable con su niño sobre esta festividad, sus orígenes y tradiciones y las actividades relacionadas a la misma. Puede utilizar un libro de cuentos o alguna historia al explicarle. Esto ayudará a su niño a entender y prepararse para la experiencia.
  3. Si el niño es no verbal, provéale material visual relacionado al tema para orientarlo sobre la festividad. Un calendario visual puede ser de ayuda.
  4. Explique algunas reglas básicas como que no ingiera los dulces hasta ser verificados.
  5. Permita a su niño escoger el disfraz. Asegúrese que el material del disfraz no sea demasiado áspero, apretado o rígido. El niño debe sentirse cómodo y con la libertad para sentarse, caminar y alcanzar. Evite disfraces demasiado largos, gruesos y calurosos.
  6. Se recomienda que practique usando el disfraz varias semanas antes del evento. En el caso de niños con sensibilidad táctil debe ser cuidadoso al escoger el disfraz. Deben ser disfraces sencillos, en este caso menos es más. Evite disfraces de horror.
  7. Una alternativa es preparar el disfraz en su hogar con telas suaves y cómodas para el niño, con detalles sencillos alusivos al disfraz de su preferencia. Por ejemplo; elija una camiseta cómoda del color del personaje seleccionado y algunos accesorios.
  8. Es importante considerar que el uso de máscaras y pinturas en el rostro en niños con sensibilidad táctil no es recomendado. Además, como medida de seguridad es importante que el niño tenga buena visibilidad.
  9. Si piensa llevar al niño casa por casa a pedir dulce o truco, practique con anticipación con familiares o vecinos de confianza. Recorra la ruta que caminará ese día.
  10. Considere salir temprano en la tarde mientras haya luz.
  11. Visite pocas casas y observe si su niño está disfrutando la actividad o si por el contrario se está estresando. De ser así, deberá terminar la actividad para evitar una posible crisis. Anticipe en todo momento.
  12. Provéale estimulación sensorial antes y después del evento como compresión de las articulaciones, empujar algo pesado, uso del trampolín y columpios.
  13. Deje que su niño abra los dulces luego de haberlos revisado. Esto le provee oportunidad para practicar destrezas motor fino.
  14. Siempre observe al niño, anticipe cualquier incomodidad. Limítese a participar el tiempo que el niño pueda tolerar.
  15. Si participas de fiestas, haga pequeños recesos sensoriales.

Si visita un centro comercial

  1. Se recomienda, de ser posible, que asista en un horario que haya menos público. Esto disminuirá el exceso de estimulación visual y auditiva que reciba el niño y que así pueda disfrutar la actividad.
  2. Identifique las actividades programadas para niños durante esta época para que pueda escoger la mejor alternativa para su hijo.
  3. Evite lugares cerrados, oscuros y ruidosos.
  4. Si el niño no tolera los ruidos se puede considerar los audífonos para reducir el ruido.
  5. Márchese antes que el niño no pueda tolerar la actividad y pueda tener una crisis.

En las escuelas se debe considerar evitar el exceso de decoraciones y que las mismas sean libres de sonidos debido a que se puede sobrecargar el sentido de la vista y el auditivo; algunos niños con SPD no pueden manejar estos ambientes.  

Las familias con niños que presentan algún desorden del procesamiento sensorial enfrentan grandes retos en las actividades cotidianas.  Es importante maximizar la participación del niño en las actividades sociales a través de las diferentes épocas del año.

Para aclarar dudas o de necesitar información adicional, se recomienda consultar con un profesional en terapia ocupacional. Este profesional de la salud es el capacitado para evaluar y ofrecer tratamiento en personas que presentan dificultades en el Procesamiento Sensorial.

Para más información se pueden comunicar a través de la página de Facebook @Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional de Puerto Rico o escribir al cptopr10@gmail.com.