Charbonier dice no puede pedirle la renuncia al gobernador

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

EL CAPITOLIO (CyberNews)- La representante María Milagros Charbonier Laureano expresó el domingo que no puede pedir públicamente al gobernador Ricardo Rosselló Nevares que renuncie.

A juicio de Charbonier Laureano, los legisladores tendrán la función de un jurado en un futuro evento de residenciamiento, el cual dio inicio en la  Cámara de Representantes, con la designación de un grupo de juristas que asesora al presidente Carlos Johnny Méndez Núñez.

“A diario me solicitan que le pida al Gobernador que renuncie. Esta servidora le ha solicitado a nuestro Gobernador, reflexión y desprendimiento en sus decisiones desde el primer día que surgió esta controversia. Continuaré solicitándole al Gobernador de Puerto Rico que, como persona, padre, esposo, amigo y más importante aún, como Primer Mandatario y Servidor Público de este pueblo, que reflexione y tome libremente aquellas decisiones que entienda son mejores para el país, su familia y el partido político, que preside.

No puedo pedirle algo más allá de eso y debo respetar sus decisiones, independientemente de que pueda estar o no de acuerdo con ellas. Pueden continuar pidiéndome que le solicite la renuncia al Gobernador, pero con todo el respeto a su petición, esta continuara siendo la solicitud que le haré al Señor Gobernador, así como cumplir con las funciones de mi cargo, como Representante en la legislatura y dentro del partido político en los roles que desempeño.

En toda investigación en la que se le imputa a cualquier persona la comisión de un acto o conducta ilegal, ilícita o contraria a las leyes o procedimientos, le exigimos al investigador, cualquiera sea el cargo o función de este (policía, fiscal o examinador), que al iniciar, dirigir y evaluar la prueba que obtiene en la investigación, lo haga de manera imparcial,  o sea sin un ánimo prevenido ni agendas escondidas y que sus conclusiones se sustenten en la evidencia obtenida, siguiendo siempre los procedimientos que dicta la ley y comprometidos siempre con la búsqueda de la verdad y la justicia. Eso es lo que necesitamos de todos los compañeros y compañeras que emitirán o tendrán la oportunidad de emitir un voto en este posible proceso”, expresó la representante en declaraciones escritas.

“En función del ejercicio de mi cargo como representante del pueblo puertorriqueño en la Cámara de Representantes, debo comunicarles que no temo al juicio público, a la crítica o a palabras soeces, mucho menos someterme al escrutinio de mi pueblo por mis acciones y la labor legislativa realizada en las próximas elecciones. Es la facultad del pueblo elector, a la que en cada elección nos sometemos todos los Políticos, que servimos a este pueblo. Eso no me quita el sueño. Me quitaría el sueño no actuar con justicia, sin apegarme a la ley y al orden, destruyendo irremediablemente la democracia que cabalmente debo defender”, concluyó.