Aumento de tarifas no beneficia al ambiente de negocios en Puerto Rico

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

San Juan, PR – El secretario designado de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) de Puerto Rico, Manuel Cidre Miranda, no endosa el propuesto aumento en tarifas a distribuidores por cargos de montaje y descarga por unidad de carga, pautado para comenzar el 1 de marzo de este año. Esto se suma, además, a un aumento de $25 por furgón por concepto de seguridad en el terminal.

“La política pública de esta administración es fomentar la competitividad de nuestra isla, reduciendo los costos de hacer negocios, posicionado a Puerto Rico como una jurisdicción globalmente competitiva.  Este no es el momento de aumentar tarifas cuando estamos atravesando por una pandemia y la economía apenas da signos de recuperación”, señaló Cidre Miranda. “Al igual que no es el momento para aumentos en tarifas a por cargo de montaje y descarga, tampoco lo es para las tarifas de transporte de carga, ambas traerían consecuencias adversas al desarrollo económico”.

 

Un estudio del 2020 publicado en Marine Policy, investigó los factores principales que afectan la competitividad de los puertos. Entre 20 factores, resultó que el principal factor son los costos en los terminales,[1] precisamente los costos que esta medida afecta. (Key factors of container port competitiveness: a global shipping lines perspective).

 

“En tiempos en que estamos auscultando opciones para subsanar el impuesto al inventario, que sabemos cómo afectó los abastos luego del huracán María, no podemos seguir aumentando los costos en los terminales portuarios. Tenemos que proyectarnos como un hub competitivo a nivel mundial y aumentando los costos no vamos a poder competir con otros destinos que no tienen la misma capacidad ni localización estratégica que tiene Puerto Rico”, puntualizó el secretario designado.

 

De acuerdo con un reporte de la Organización Mundial para la Cooperación y Desarrollo Económico que miró la competitividad de puertos a nivel global, el sistema de puertos de nuestra isla se ha caracterizado por su estancamiento en 40 años. (OECD: The Competitiveness of Global Port-Cities).[2]

 

“Los costos portuarios están íntimamente ligados a su posición competitiva, la adición de nuevos costos continuará erosionando nuestra competitividad, particularmente en estos momentos”, finalizó diciendo Cidre Miranda.