Anuncian cierre y construcción de puente sobre Río Blanco

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

El alcalde de Naguabo, Noé Marcano Rivera se reunió con ciudadanos naguabeños para informar sobre cambios al plan de construcción del puente sobre Río Blanco en la carretera PR-31 intersección con la PR-191.

Según la Autoridad de Carreteras (ACT), este puente será cerrado el próximo lunes, 15 de octubre para construir uno temporero que se espera este listo para marzo del 2019. Esta construcción se realizará de forma simultánea con la edificación del puente permanente que ya comenzó.

“Recientemente fuimos notificados por la Autoridad de Carreteras sobre la necesidad del cierre total de forma temporera de este puente en la comunidad Río Blanco para establecer allí un puente temporero en lo que se continúa con la construcción de uno permanente. Estamos conscientes que este cierre es incómodo y por esto buscamos un sin número de alternativas para minimizar el impacto a los residentes, comerciantes y otros conductores que transitan por esta vía sin embargo, es necesaria esta construcción del puente temporero por motivos de seguridad. La Federal Highway Administration junto a la Autoridad de Carreteras realizaron una inspección luego del huracán María y determinaron que este puente ya no es seguro”, afirmó Marcano Rivera.

 

El primer mandatario municipal comenzó la reunión con un nutrido grupo de residentes y comerciantes de la comunidad y áreas aledañas, haciendo un recuento de todas las acciones realizadas desde el año 2014 para atender la situación del puente, desde que se le instaló un pórtico para limitar el paso vehicular. Notificó que según el plan de construcción de la ACT se espera que el puente temporero esté listo para marzo del 2019.

Los asistentes a la reunión establecieron que no se oponen a la construcción siempre y cuando se les ofrezca una ruta alterna segura. La gran preocupación es que las rutas alternas propuestas por la ACT no están en condiciones adecuadas para transitar diariamente. Según la ACT los conductores deben utilizar la carretera PR-31 a la altura de la conocida Cuesta El Pilón en la que hay un gran deslizamiento de tierra que se ha atendido de forma parcial por parte de la agencia. Asimismo, la otra ruta alterna es la también carretera estatal PR-950 que tampoco cuenta con las condiciones adecuadas para transitar cotidianamente.