Anuncia su retiro jueza presidenta Lianna Fiol Matta

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

La jueza presidenta del Tribunal Supremo, Liana Fiol Matta, notificó el viernes, al Gobernador, Alejandro García Padilla, su decisión de acogerse a la jubilación a partir del 31 de enero de 2016.

“Tras haber completado gran parte de la agenda que me impuse al asumir la Presidencia del Tribunal Supremo, y dejar encaminados diversos proyectos de vital importancia para la administración de la Justicia en Puerto Rico, le notifico mi decisión de acogerme a la jubilación a partir del 31 de enero del presente año”, informó en una carta entregada en La Fortaleza.

“La determinación que hoy le notifico es el resultado del análisis ponderado de una serie de circunstancias, tanto personales como familiares y profesionales, que requieren que deba emprender nuevos caminos luego de más de cuatro décadas dedicadas a la educación, al Derecho y al servicio público.  A ello se suma un elemento que siempre ha sido el norte de mis gestiones al frente del Tribunal Supremo, la estabilidad de la Rama Judicial”, expuso Fiol Matta en su misiva.

Fiol Matta aseguró que desde la presidencia del Tribunal Supremo tuvo la oportunidad de “imprimir en las páginas de la historia de la Rama Judicial mi visión de que el verdadero acceso a la justicia y la equidad es posible mediante la conjunción de dos elementos, la educación ciudadana y una judicatura sensible a la realidad que enfrentan las personas que acuden a los tribunales en busca de justicia.” También afirmó que le correspondió dirigir la Rama Judicial “en tiempos de grandes desafíos económicos y en momentos en que la Judicatura enfrentó una seria crisis de confianza, quizás la mayor en su historia”.

Recientemente Fiol Matta dio a conocer el Plan Estratégico de la Rama Judicial para los años 2016 al 2019 llamado Puntos Cardinales de la Justicia. Ese plan de trabajo tiene el propósito de guiar la ruta de la administración de la justicia para los próximos años a la luz de las nuevas realidades sociales y fiscales del País. El Plan Estratégico se centra en cuatro imperativos estratégicos reconocidos como esenciales para dirigir la gestión administrativa; estos son: Independencia Judicial; Acceso a la Justicia y Educación; Eficiencia en la Administración de la Justicia y Fortalecimiento del Capital Humano y Confianza Pública. Estos cuatro pilares sostendrán el quehacer judicial y procurarán que la gestión administrativa y operacional garantice respuestas ágiles y transparentes a las necesidades del Pueblo de Puerto Rico.

Entre los proyectos más importantes de la presidencia de la jueza Fiol Matta están la ampliación y fortalecimiento del Programa Educativo de la Rama Judicial y la creación de la Oficina de Educación y Relaciones con la Comunidad.  Algunas de las iniciativas más destacadas relacionadas a la educación de las personas sobre sus derechos y responsabilidades cívicas son las alianzas establecidas con el Museo de Arte de Puerto Rico, con el Conservatorio de Música de Puerto Rico y con la Asociación de Colegios y Universidades de Puerto Rico.

Con respecto al tema del acceso a la justicia, algunos de los proyectos a los que la jueza Fiol Matta brindó un sólido respaldo a pesar de la situación fiscal de la Rama Judicial son el Proyecto para la Atención de Asuntos de Salud Mental, las Cortes de Drogas para adultos y para jóvenes y las Salas Especializadas en Casos de Violencia Doméstica.

La creación y desarrollo de estos y otros proyectos se llevó a cabo a pesar de que la Rama Judicial enfrentó un recorte en su presupuesto de sobre 54 millones de dólares como consecuencia de la crisis fiscal del País. Ello requirió que se adoptaran una serie de medidas de economía mediante las cuales se logró un ahorro estimado en más de 24 millones de dólares durante el Año Fiscal 2014-2015.  No obstante, la utilización eficiente de los recursos permitió mitigar el impacto de estas medidas en la prestación de los servicios esenciales de la Rama Judicial.

De igual modo, la jueza presidenta Fiol Matta tomó varias medidas encaminadas a solventar la confianza de las personas en la Rama Judicial tras unos acontecimientos que laceraron la imagen de la Judicatura. Entre esas medidas sobresale la creación de una Unidad Especializada en Investigaciones, con el propósito de reforzar los procesos de investigación de quejas contra los jueces y las juezas. También se designó una Comisión Especial Independiente, compuesta por personas destacadas en la comunidad sin relación con la Rama Judicial. Ese organismo recibió la encomienda de evaluar el funcionamiento de varias regiones judiciales con el fin de ofrecer recomendaciones para fortalecer los procesos y servicios que brindan los tribunales.

“Fueron retos que enfrentamos con la firme convicción de que Puerto Rico merece contar con un sistema de tribunales confiable, accesible y que responda a la realidad fiscal y social de los nuevos tiempos”, aseguró Fiol Matta en su carta al Gobernador.

Fiol Matta se graduó de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. Completó, además, una maestría en Derecho de la Universidad de Columbia en Nueva York y un doctorado en la Ciencia del Derecho de la misma institución. Previo a su ingreso a la Judicatura se desempeñó en varios cargos dentro del servicio público. También fue parte de la facultad de las Escuelas de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico y de la Universidad de Puerto Rico. En 1992 fue designada jueza del Tribunal de Apelaciones, el cual administró entre los años 1996 al 2002. A partir del 2002 y hasta el 2003 presidió un comité cuyo informe (Educación Judicial para el Siglo 21) dio pie a la creación de la Academia Judicial Puertorriqueña. Desde entonces, la jueza Fiol Matta es decana de la Academia y presidenta de su Junta Académica. Es autora de numerosos artículos jurídicos publicados en Puerto Rico y en los Estados Unidos y, desde el 2002, es Académica de Número de la Academia de Jurisprudencia y Legislación de Puerto Rico.

En el 2004 fue nombrada jueza asociada del Tribunal Supremo. En el 2014, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, la nominó como jueza presidenta del Tribunal Supremo y fue confirmada de forma unánime por el Senado de Puerto Rico.