AGP exige se esclarezca rápido muerte de fiscal, mientras Pierluisi pide intervención federal

Compartir esta noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

El gobernador Alejandro García Padilla y el comisionado residente, Pedro Pierluisi hicieron expresiones el martes sobre el asesinato de la fiscal Francelis Ortiz Pagán.

“La fiscal Francelis Ortiz Pagan fue una servidora pública de excelencia y dedicación. Le conocía personalmente a ella y a su esposo. Su vil asesinato nos consterna y nos indigna. He dado instrucciones específicas y exigido esclarecer este caso a la brevedad posible. Los responsables serán procesados. Mi abrazo y solidaridad a Fermín, su esposo, a su hija, a su familia, amigos y todos nuestros fiscales”, dijo García Padilla en una declaración escrita.

Por su parte, Pierluisi expresó sus condolencias y dijo que confía que las autoridades federales en unión con las estatales puedan resolver este caso.

“Todo nuestro pueblo siente con particular dolor un crimen contra una servidora pública que le dio valor al sacrificio de servir a Puerto Rico para lograr una isla más segura para todos sus residentes. Es por eso que la lucha contra el crimen y la violencia tiene que continuar siendo una de nuestras más altas prioridades. Confío en que la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez y su equipo de trabajo, así como la Policía de Puerto Rico y el Departamento de Justicia, le darán la atención e importancia requerida a este caso, dado que se trata de una funcionaria de ley y orden, que a su vez está a cargo de proteger a los demás”, dijo Pierluisi en una declaración escrita.

Según las autoridades, la fiscal fue asesinada cerca de la 1:30 de la madrugada del martes cuando llegaba a su residencia en la carretera PR-957 del barrio Guzmán Arriba de Río Grande.

La Policía precisó que el esposo de la víctima, Fermín Arraiza Navas y quien se encontraba en la residencia con una infante de cinco años, hija de ambos, condujo con ellas en el Mini Copper blanco del 2014 de la fiscal hasta la gasolinera Total en la carretera PR-185 del barrio Campo Rico en Canóvanas, donde alertó a agentes de la Policía que se encontraban en el lugar. La fiscal fue llevada al Hospital UPR en Carolina, donde se certificó su muerte.

El personal del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo y la fiscal Melianis Vargas asumieron la pesquisa de rigor.

El director del CIC de Fajardo, Carlos Nazario, dijo el martes que no se descarta ningún móvil sobre el asesinato, entre los que se incluye que el crimen esté relacionado con su labor. Por su parte, el jefe de los fiscales, José Capó expresó que no se descarta que el asesinato sea un crimen por acecho. Dijo que la fiscal no había notificado ninguna amenaza en su contra, aunque los casos que trabajaba serán parte de la investigación.

El gobernador Alejandro García Padilla y el comisionado residente, Pedro Pierluisi hicieron expresiones el martes sobre el asesinato de la fiscal Francelis Ortiz Pagán.

“La fiscal Francelis Ortiz Pagan fue una servidora pública de excelencia y dedicación. Le conocía personalmente a ella y a su esposo. Su vil asesinato nos consterna y nos indigna. He dado instrucciones específicas y exigido esclarecer este caso a la brevedad posible. Los responsables serán procesados. Mi abrazo y solidaridad a Fermín, su esposo, a su hija, a su familia, amigos y todos nuestros fiscales”, dijo García Padilla en una declaración escrita.

Por su parte, Pierluisi expresó sus condolencias y dijo que confía que las autoridades federales en unión con las estatales puedan resolver este caso.

“Todo nuestro pueblo siente con particular dolor un crimen contra una servidora pública que le dio valor al sacrificio de servir a Puerto Rico para lograr una isla más segura para todos sus residentes. Es por eso que la lucha contra el crimen y la violencia tiene que continuar siendo una de nuestras más altas prioridades. Confío en que la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez y su equipo de trabajo, así como la Policía de Puerto Rico y el Departamento de Justicia, le darán la atención e importancia requerida a este caso, dado que se trata de una funcionaria de ley y orden, que a su vez está a cargo de proteger a los demás”, dijo Pierluisi en una declaración escrita.

Según las autoridades, la fiscal fue asesinada cerca de la 1:30 de la madrugada del martes cuando llegaba a su residencia en la carretera PR-957 del barrio Guzmán Arriba de Río Grande.

La Policía precisó que el esposo de la víctima, Fermín Arraiza Navas y quien se encontraba en la residencia con una infante de cinco años, hija de ambos, condujo con ellas en el Mini Copper blanco del 2014 de la fiscal hasta la gasolinera Total en la carretera PR-185 del barrio Campo Rico en Canóvanas, donde alertó a agentes de la Policía que se encontraban en el lugar. La fiscal fue llevada al Hospital UPR en Carolina, donde se certificó su muerte.

El personal del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo y la fiscal Melianis Vargas asumieron la pesquisa de rigor.

El director del CIC de Fajardo, Carlos Nazario, dijo el martes que no se descarta ningún móvil sobre el asesinato, entre los que se incluye que el crimen esté relacionado con su labor. Por su parte, el jefe de los fiscales, José Capó expresó que no se descarta que el asesinato sea un crimen por acecho. Dijo que la fiscal no había notificado ninguna amenaza en su contra, aunque los casos que trabajaba serán parte de la investigación.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes