Alerta el Secretario de Salud ante expresiones de Trump sobre el cigarrillo electrónico

vapeo
Alerta el Secretario de Salud ante expresiones de Trump sobre el cigarrillo electrónico
  • 0.00 / 5 5
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

(San Juan, PR) – El secretario de Salud, doctor Rafael Rodríguez Mercado, anunció que permanece alerta ante las declaraciones del presidente Donald Trump, quien anunció que prohibirá en la nación americana la comercialización de cigarrillos electrónicos con sabores, tras haberse hecho público las primeras seis muertes causadas por su uso.

A las expresiones de Trump el día de ayer en Casa Blanca, se unió el secretario de Salud federal, Alex Azar, quien indicó que la Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) está trabajando para lograr dicha prohibición.

 

Por su parte, el secretario de Salud de Puerto Rico recalcó que, “paralelamente a las disposiciones federales que el Presidente pudiera impulsar en relación a la prohibición de la venta de estos productos, localmente nos mantenemos vigilantes ante las posibles acciones que podamos tomar para implementar medidas más rigurosas frente a lo que podría representar una amenaza a la vida de miles de puertorriqueños. Asimismo, estamos activamente velando por el cumplimiento de nuestras leyes actuales que prohíben la venta de cigarrillos electrónicos a menores de 18 años y su uso en la mayoría de los lugares públicos y privados”, mientras recordó que el uso del cigarrillo electrónico está regulado en Puerto Rico y existen varias leyes que controlan su venta y uso.

 

La Ley Núm. 59 del año 2011 conocida como la “Ley Para Reglamentar la Práctica de Fumar en Lugares Públicos” dispone que fumar incluye el uso del llamado cigarrillo electrónico. Por tal razón, fumar cigarrillo electrónico en la isla está igualmente regulado como lo está el cigarrillo regular. Asimismo, la Ley Núm. 41 del año 2015 prohíbe la venta de cigarrillo electrónico a menores de 18 años de edad y la Ley Núm. 92 incluye el cigarrillo electrónico en la ley que reglamenta la publicidad y promoción de todo producto elaborado con tabaco.

 

“El cigarrillo electrónico no es una herramienta para dejar de fumar y tampoco es menos perjudicial que el cigarrillo tradicional. Por eso, nunca es tarde para explorar alternativas científicamente probadas para dejar el uso de tabaco” reiteró Rodríguez Mercado.

 

Según datos recientes, recopilados en Puerto Rico, para el 2017 el 1.15% (31,600 personas), de la población adulta, utilizó cigarrillos electrónicos en el último año, en su mayoría jóvenes entre 18 a 24 años de edad.

 

El uso del cigarrillo electrónico es conocido como ‘vapear’ y ‘JUULing’.  Muchos le llaman ecigarrillos o e-cigarettes, e-cigs, narguiles electrónicos o e-hookahs, mods, plumas de vapor, vapeadores, sistemas de tanque o sistemas electrónicos de suministro de nicotina. Inicialmente fue creado para llevar nicotina, sustancia adictiva, al cuerpo. No obstante, estos productos pueden ser utilizados también para suministrar marihuana u otras drogas.

 

Existen múltiples modelos y tamaños en el mercado. Algunos parecen cigarrillos, cigarros o pipas regulares. Otros parecen bolígrafos, memoria USB u otros artículos de uso diario. Al inhalarlo, se ingiere  un aerosol que usualmente contiene nicotina, así como partículas ultra finas que pueden llegar al fondo de los pulmones. También se han encontrado sustancias químicas que causan cáncer, saborizantes como el diacetilo, una sustancia química vinculada a una enfermedad grave de los pulmones, compuestos orgánicos volátiles y metales pesados como el níquel, estaño y plomo.

 

“El cigarrillo es perjudicial para la salud de todos; más aun para las mujeres embarazadas y sus bebés en gestación. Además, puede afectar el desarrollo del cerebro de los adolescentes. Consumir nicotina en la adolescencia puede dañar las partes del cerebro que controlan la atención, el aprendizaje, el estado de ánimo y el control de los impulsos”, explicó el Secretario.

 

En la Isla, existe una línea de cesación de fumar de forma gratuita. Este servicio, provisto por el Departamento de Salud, ofrece consejería profesional y confidencial a personas que quieren dejar esta adicción. La línea de cesación ¡Déjalo ya! se especializa en apoyar la cesación mediante un plan ajustado a la necesidad de cada fumador. Para empezar ahora mismo puede llamar al 1-877-335-2567.

Comentarios